GENERAL PINTO - DE PUÑO Y LETRA

La problemática del tránsito

Una de las mayores problemáticas de nuestra ciudad y un reclamo constante que hace la población, es el ordenamiento del tránsito.
Hoy debemos convivir con motos, ciclomotores, bicicletas y todo tipo de vehículos que circulan sin luz, sin frenos, sin espejos retrovisores, con faltantes de partes esenciales para seguridad, sin los cascos protectores correspondientes.
Hemos observados que en motos viajan hasta tres y cuatro personas, muchos de ellos son niños. Sufrimos ruidos molestos (creo que existe una Ordenanza al respecto), velocidad que supera ampliamente la reglamentada para circular por las distintas calles, incluso muchos motociclistas sin carnet habilitante para conducir, ni seguro reglamentario, con estacionamiento en lugares no adecuados, como ochavas y rampas para discapacitados, en veredas, etc., haciendo que el peatón deba bajar a la calle para transitar, por lo cual personas mayores y con problemas de movimientos, no estan en condiciones de soportar esta situación.
Todo esto hace que haya constantes accidentes, con consecuencias no deseadas en muchas oportunidades, provocando lesiones de carácter temporal o permanente a los involucrados, dejando como saldo a personas lisiadas, con el consecuente costo moral para el accidentado y familiares y con un gran costo para el Estado.
Observamos que no se realiza ningún tipo de prevención y control sobre esta temática y muchos de los accidentes podrían evitarse.
Vemos que la Policía Local no actúa en consecuencia, con una actitud totalmente pasiva, seguramente que esas son las instrucciones al respecto por parte de quien tiene el manejo policial, ya que se trata de una estructura vertical, cuando tendría que tener una actitud activa y principalmente preventiva, para seguridad de la población.
Asimisno, estadísticamente, los accidentes de tránsito son provocados en su mayor porcentaje por la imprudencia, impericia o negligencia de conductores agresivos, quienes no poseen los conocimientos mínimos de la ley de tránsito o por vehículos en mal estado.
Estimo que el Estado Municipal, que tiene la responsabilidad ineludible de tratar de solucionar este tema, debe realizar una convocatoria amplia a todos los sectores de la sociedad de nuestra comunidad, para comenzar a trabajar fuertemente en este tema.
No se pide que se salga con la llamada “mano dura”, pero sí estimo que por medio de la educación vial, la persuasión, despertando el interés por mejorar las conductas de manejo, a corto plazo podemos mejorar, por lo cual si se mejora será en beneficio de todos los integantes de la comunidad.
No se puede perder más tiempo, hay que ponerse ya a trabajar. No podemos esperar al próximo accidente".


(*) Concejal de la U.C.R., mandato cumplido

COMENTARIOS