El jefe comunal linqueño, Salvador Serenal (Cambiemos), confirmó que irá por un nuevo mandato.
El jefe comunal linqueño, Salvador Serenal (Cambiemos), confirmó que irá por un nuevo mandato.
LA CARRERA A LAS ELECCIONES

Serenal dijo que “se sigue fortaleciendo la república o se vuelve al autoritarismo”

El jefe comunal de Lincoln confirmó ayer, en una entrevista con Democracia, que será candidato en los próximos comicios. “La gente va a votar por los valores y no con el bolsillo”, aseveró el intendente radical. Prometió avanzar con planes de vivienda.

El intendente de Lincoln, Salvador Serenal (Cambiemos), confirmó ayer, a través de las redes sociales, que irá en busca de un nuevo mandato en las próximas elecciones. En una entrevista con Democracia, el jefe comunal radical destacó “proyectos como los planes de vivienda, el transporte escolar, los parques de energía solar, el plan maestro vial y una inmensa inversión en obra pública”.
Y agregó: “En estos tres años y medio avanzamos como ciudad y como distrito, pero aún podemos hacer muchas cosas, por eso decidimos presentarnos a las elecciones municipales”.

-¿Cuál es el mensaje que quiere llevarles a los linqueños?
-Por un lado, la expectativa es muy positiva, porque gracias a esa oportunidad que nos dio la gente pudimos demostrar con hechos que se puede cambiar la realidad y mejorarle la calidad de vida a los vecinos de Lincoln y de las localidades, con políticas de Estado que generan oportunidades al vecino y si nos dan la oportunidad de gobernar cuatro años más eso se va a agigantar.

-Por un lado están las obras, pero por otro la crisis económica, ¿qué va a priorizar el votante?
-No debemos subestimar al electorado, que ha entendido que estas tormentas económicas y financieras las debíamos pasar, coincido en que muchas familias no están bien y nosotros lo reconocemos, pero es el camino que debemos seguir para no volver al populismo, a la corrupción y al autoritarismo. Creo que acá se va a debatir entre volver al autoritarismo o seguir fortaleciendo la república, no tengo dudas de que la Argentina va a tener años por delante de crecimiento y la fórmula Macri-Pichetto le da esa confianza y credibilidad para seguir apostando, que es lo que falta, que se invierta para generar trabajo genuino. Creo que, por primera vez en la historia, la sociedad va a votar valores, principios, conductas, y no va a votar con el bolsillo, y eso va a ser un antes y un después para construir una Argentina mucho más justa y equitativa.

-¿Qué balance hace de estos tres años y medio de gestión?
-En primer término, para tener una ciudad desarrollada tenemos que tener las cuentas equilibradas, por eso lo primero que hicimos fue sanear las cuentas, porque encontramos una deuda de más de 100 millones de pesos, y logramos un equilibrio, invertimos más de 150 millones de pesos en maquinarias, en infraestructura, escuelas, edificios públicos, accesos, y avances en materia de salud; hoy todas las localidades tienen médicos. Y en estos cuatro años que vienen queremos solucionar la problemática de vivienda, más allá de que hemos empezado a ejecutar algunos planes, nos vamos a abocar mucho al grave problema habitacional, que lo tenemos y lo reconocemos.

COMENTARIOS