Control de fitosanitarios: se realizó una nueva mesa de trabajo
LINCOLN

Control de fitosanitarios: se realizó una nueva mesa de trabajo

Buscan regular el uso y definir las respectivas zonas de resguardo, amortiguamiento y exclusión de los agroquímicos en el distrito.

Se llevó a cabo una mesa de trabajo convocada por el intendente de Lincoln, Salvador Serenal, y el defensor del Pueblo de la Provincia, Guido Lorenzino, para debatir los artículos vetados de la Ordenanza 2478/18 que apuntan a regular el uso y definir las respectivas zonas de resguardo, amortiguamiento y exclusión de los productos fitosanitarios en el distrito.

Cabe destacar que la Ordenanza Nº 2478/18 -impulsada por el Departamento Ejecutivo y presentada ante el Concejo Deliberante en 2016- es la normativa actual que regula la elaboración, fracción, distribución, comercialización, transporte, almacenamiento y manipulación de los productos fitosanitarios. La misma está compuesta por 32 artículos de los cuales fueron vetados los artículos 15, 16 y 17 correspondientes al Título VI: “Distancia de aplicación”.

De la reunión participaron concejales de los distintos bloques, junto al secretario de Producción, Ing. Juan Cruz Martínez; el representante institucional de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires y ex intendente de Guaminí, Nestor Álvarez; la titular de la Defensoría del Pueblo de la Delegación Lincoln, Dra. María Sol Pérez Sagarna; representantes de la Red Nacional de Municipios y Comunidades que fomentan la Agroecología (RENAMA); e ingenieros agrónomos del distrito.

El objetivo del encuentro fue acercar posiciones entre los distintos bloques, entidades y actores que entienden en la materia “dado que se entiende que el tema tratado mediante la ordenanza debe trabajarse persiguiendo un único fin que es trazar una política pública clara que posibilite un desarrollo sostenible”. Durante la reunión, al momento de abordar específicamente la temática del uso y aplicación de agroquímicos, si bien cada una de las partes expuso sus ideas partiendo de puntos de vista con matices diferentes, se alcanzó un consenso general al plantear la importancia de trabajar en base a una “zona de exclusión” para la aplicación de productos fitosanitarios “teniendo presente los estándares de salud ambiental de todos los ciudadanos”.

Además, se resaltó la importancia de controlar que se cumplan las restricciones y áreas de aplicación que sean definidas, cuya responsabilidad principal es propia de autoridades y organismos oficiales de distintos grados como puede ser el Comando de Prevención Rural, inspectores o delegados municipales. No obstante, la mesa de trabajo coincidió en que el compromiso de la ciudadanía constituye una elemento fundamental para alcanzar tan importante objetivo.

Según expuso Néstor Álvarez, en el interior bonaerense hay alrededor de 60 municipios donde el uso de productos fitosanitarios está regulado por ordenanzas, mientras que otros 15 tienen el tema en discusión en sus Concejos Deliberantes por lo que “es importante uniformar las regulaciones al tiempo que se promueve las buenas prácticas agroecológicas”.

COMENTARIOS