Marisa Serenal, secretaria de Cultura y Educación.
Marisa Serenal, secretaria de Cultura y Educación.
LINCOLN

Desde Cultura y Educación presentaron las obras ejecutadas en las escuelas

“Queremos una educación pública de calidad”, afirmó Marisa Serenal, secretaria de Cultura y Educación. Teresa Rotelli, inspectora jefe distrital, dejó su cargo y fue reemplazada por Valeria Quevedo.

En conferencia de prensa, autoridades educativas municipales de Lincoln como así también directivos distritales de Educación, brindaron un pormenorizado informe sobre las obras de infraestructura que se vienen ejecutando en las escuelas del partido linqueño gracias al Fondo de Financiamiento Educativo.
La Secretaría de Cultura y Educación presentó un listado con 25 obras ejecutadas en el último año donde se llevan invertidos casi $16.000.000. Además, la titular de Jefatura Distrital, Teresa Rotelli desestimó las versiones que algunos sectores hicieron trascender y aseguró que “ninguna de la instituciones educativas del distrito de Lincoln corre riesgo de inicio de clases”.
Al momento de hacer uso de la palabra, la secretaria de Cultura y Educación, profesora Marisa Serenal, expuso cuál es la forma de trabajo que se viene respetando en el área, desde el inicio de la gestión del intendente Salvador Serenal. “No tenemos varitas mágicas y no vamos a resolver todo de un día para otro”, comenzó diciendo Marisa Serenal y remarcó: “Pero sí tenemos un diagnóstico, una planificación por etapas y la vamos cumpliendo, porque antes lo que se hacían eran parches y nosotros vamos por un trabajo en serio, un trabajo profundo y a conciencia como el que estamos realizando en la Escuela Normal y la Escuela N° 1”.
Marisa Serenal recordó la situación en que se encontraban las instituciones educativas a fines de 2015 y la deuda a proveedores que acumulaba el Consejo Escolar en un tema tan sensible como el Servicio Alimentario Escolar, entre otros conceptos. “Esto se revirtió trabajando en equipo, al lado de los docentes y los equipos directivos”, aseguró.
En esa línea, la funcionaria subrayó que en el distrito de Lincoln se viene trabajando a tono con la Provincia. “Este gobierno y la Gobernadora, no cambiaron ninguna Ley de Educación a nivel provincial, ni reformó el Estatuto Docente, simplemente, lo que se hizo fue poner la norma en la mesa y empezar a trabajar dentro de ella”, puntualizó Serenal. En tanto, mencionó el logro que se obtuvo al bajar el porcentaje de licencias médicas que toman los docentes y cómo se pudo “terminar las suplencias a fin de año y los cargos provisorios”, porque es la manera de "respetar al que tiene el título y que se esforzó para ello”.
Para finalizar, Serenal manifestó que “se han hecho muchas obras que no se ven porque están en el techo, dentro de las paredes con nuevas instalaciones de electricidad, para evitar riesgo para los chicos y para los docentes que allí trabajan”.

Lo que falta hacer
Uno de los temas que más atención suscitaba de antemano es la obra que debe realizarse en la Escuela Normal “Abraham Lincoln” donde el año pasado cedió el piso de uno de los patios.
Desde la Secretaría de Cultura y Educación del Municipio, Jefatura Distrital y el Consejo Escolar, junto a los responsables de la Unidad Académica de la ENAL, se llevaron a cabo acciones conjuntas para evaluar los riesgos y determinar con exactitud las obras que serían necesarias.
De acuerdo a lo que pudo anticiparse del informe encargado a un equipo de ingenieros el problema se presentó a causa de los desagües fluviales que no funcionan hace años y que producto del agua acumulada se fue socavando el suelo en algunos sectores. Asimismo, se anticipó que la obra tendrá, en principio, dos etapas y demandará una inversión global que se estima en unos $9.000.000.
Según expuso la arquitecta Guano, los estudios encargados a ingenieros “determinaron que no hay problemas de derrumbe” y que las aulas no están comprometidas. Por lo cual, “solamente habrá sectores cerrados para poder empezar a trabajar sin dificultar la enseñanza de los docentes y aprendizajes de los alumnos”.
Marisa Serenal precisó que esta es una obra que va a demandar al menos 120 días y que si lleva más tiempo “la haremos en más tiempo, porque queremos hacer las cosas bien y no hacer parches”. Además, recordó que se está trabajando “como debemos hacerlo administrativamente, de forma transparente, cada obra realizada dice lo que gastamos, cómo lo gastamos, de dónde proviene el recurso, y qué empresa lo hace. Estos datos están al alcance de todos los vecinos”.

Cambios
Durante la conferencia también se comunicó que a partir del 1 de marzo Jefatura de Inspección Distrital queda a cargo de la actual inspectora de Nivel Secundario, profesora Valeria Quevedo. Este cambio se debe a que María Teresa Rotelli se jubila como docente y, por ende, también dejará de ocupar su cargo como Jefa de Inspección Distrital, conducción que asumió con la llegada del intendente Salvador Serenal a la administración Municipal.

COMENTARIOS