Teresa Rotelli, inspectora distrital de Educación de Lincoln, en medio de la conmoción. (Gentileza diario La Posta del Noroeste).
Teresa Rotelli, inspectora distrital de Educación de Lincoln, en medio de la conmoción. (Gentileza diario La Posta del Noroeste).
CONMOCIÓN EN LA CIUDAD

Abuso sexual en una escuela de Lincoln: desplazan a directores, preceptor y docente

Lo confirmó Emilse Marini, inspectora jefa regional de Educación, en una entrevista con Democracia. Y dijo que se está trabajando con ambas familias de los chicos involucrados en el hecho. Admitió que las intervenciones “no alcanzaron”.

La ciudad de Lincoln atraviesa días de conmoción tras tomar trascendencia pública la denuncia de una mujer que asegura que su hijo de 8 años fue abusado sexualmente por otro menor de 13 en el baño de la escuela Nº 1. El caso encendió la señal de alarma entre los padres que envían a sus chicos a la institución educativa y anteayer –como informó ayer Democracia- se manifestaron pidiendo seguridad.
En diálogo con este diario, Emilse Marini, inspectora jefa regional de Educación, se refirió al caso aberrante y confirmó que se desplazó, de manera preventiva, a los directores de primaria y secundaria, a la docente a cargo del menor abusado y al preceptor de secundaria.
"Tomamos conocimiento del caso cuando el nene le contó a la señorita del CEC 801, donde concurre en turno tarde, lo que había ocurrido. A partir de ahí, la madre del nene hace la denuncia en el Servicio Local, interviene la Justicia y se inicia la investigación judicial. Nosotros hacemos la investigación desde Educación con el equipo directivo de ambas instituciones, porque está involucrado otro menor de la escuela secundaria y estas escuelas comparten edificio y comparten baños", señaló Emilse Marini a este diario.
Consultada respecto de la situación de docentes a cargo de ambos menores, Marini aseguró que "nosotros hacemos la investigación, tenemos entrevistas con ambos directivos y docentes a cargo de los alumnos y se decide el desplazamiento de cargo al director y docente de escuela primaria, y director y preceptor de escuela secundaria para investigar qué ocurrió. Es un desplazamiento de cargo preventivo para facilitar la investigación y ver qué es lo que realmente ocurrió en la escuela". A su vez, Marini dijo que "el caso de abuso está comprobado pero no se puede determinar cuándo ocurrió, se estima que fue en los últimos veinte días pero el nene no se ubica temporalmente".
En cuanto al menor de 13 años que habría abusado del niño de 8, Marini aseguró que "el alumno de nivel secundario viene siendo seguido por todo el sistema educativo desde que ingresó, tiene problemáticas importantes emocionales y de conducta. Se habían hecho reiteradas presentaciones al Servicio Local, informando sobre su situación de riesgo, de consumo, de calle, de conflicto con la ley. La escuela hizo todo lo posible para generar políticas de cuidado para que el menor sea atendido por el Servicio Local. Las intervenciones no alcanzaron y no se hicieron en la medida que correspondían, las intervenciones de la escuela tampoco alcanzaron, todo docente y directivo tiene la responsabilidad -en el marco del estatuto del docente y reglamento de instituciones educativas- de tener políticas de cuidado para los niños y docentes que están adentro de la escuela. Motivo por el cual se produce la separación de cargo y se inicia la investigación".

“La escuela tiene en obra los baños separados”
Respecto de la movilización encabezada por padres de alumnos que asisten a la institución, en reclamo de la separación de los baños que comparten los chicos de primaria y secundaria, Emilse Marini señaló que "eso está así desde la época de EGB y Polimodal, cuando las escuelas comenzaron a compartir edificio, en este momento la escuela tiene en obra los baños separados que debería terminar este año y también entradas diferentes. Había un dispositivo donde no coincidían los recreos de la escuela primaria y secundaria".
"Esta situación ocurre en una escuela pero tiene que ver con un problema de la sociedad, tenemos muchos chicos en situaciones de extrema vulnerabilidad, la escuela sigue siendo el lugar donde se producen conflictos pero no son exclusivos de la escuela, son conflictos que hay que trabajar en sociedad, en red. Las escuelas hacen presentaciones continuas, llaman a las familias, hacen seguimiento, acompañan, piden políticas de cuidado para los alumnos y esto muchas veces es subestimado y no escuchado. Esto tiene que marcar un antes y un después, no nos puede estar pasando esto, tenemos que cuidar a los chicos", apuntó Marini notablemente indignada y agregó "la escuela sola no puede, necesitamos de todos los organismos que conforman la comunidad, la escuela necesita ser escuchada cuando se presenta este tipo de demandas y que a veces no tenemos respuestas en tiempo y forma".
Por último, la inspectora jefa regional de Educación dijo que se está trabajando con ambas familias de los chicos involucrados en el hecho y señaló que "estamos acompañando en esta situación tan grave, tenemos que generar las condiciones para que continúen su escolaridad porque, más allá de la situación, el derecho a la educación lo tienen ambos y se tiene que cumplir. Tenemos que garantizar una escuela segura".

COMENTARIOS