Flexas, Conocchiari, Buil, Revilla, Serenal y Tellechea en la reunión del grupo Lincoln.
Flexas, Conocchiari, Buil, Revilla, Serenal y Tellechea en la reunión del grupo Lincoln.
REUNIONES DE REGIONALIZACIÓN

Sergio Buil: “Se nota la necesidad de trabajar por el bien común”

El legislador nacional brindó detalles de los encuentros mensuales que encabeza junto a dos grupos de intendentes de la provincia de Buenos Aires. Buscan soluciones a problemáticas comunes y fortalecer el vínculo entre los jefes comunales de cada región.

A fines de 2016, Sergio Buil, diputado nacional por Cambiemos, se propuso comenzar a trabajar en dos grupos de municipios de la provincia de Buenos Aires, con sede en Trenque Lauquen y Lincoln. El primero reúne a los municipios de Guaminí, Tres Lomas, Pellegrini, Salliqueló, Trenque Lauquen, Rivadavia, General Villegas y Carlos Tejedor; mientras que el segundo incluye a Ameghino, General Pinto, Leandro N. Alem, General Arenales, Lincoln y General Viamonte.
Mediante reuniones mensuales entre los intendentes de estos distritos, se busca alcanzar soluciones a problemáticas comunes y fortalecer el vínculo entre los jefes comunales de cada región.
En diálogo con Democracia, Buil se refirió a los logros alcanzados y a la importancia del trabajo en conjunto pese a los diferentes colores políticos.

- ¿Con qué frecuencia se arman las reuniones de trabajo entre los intendentes?
- Un grupo tiene sede en Lincoln y el otro en Trenque Lauquen, el primero incluye seis distritos y el segundo ocho. En el caso de Trenque Lauquen, tiene mayor actividad, es constante y ya hubo reuniones mensuales en cada uno de los municipios, se hicieron todos los meses excepto en enero y diciembre, ahora estamos volviendo a comenzar la vuelta y el lunes hay reunión en Carlos Tejedor. Se ha avanzado en diversas cuestiones y está muy consolidado el trabajo que se hace. Con el grupo Lincoln comenzamos unos meses después y tuvo menos reuniones.

- ¿En qué consiste la dinámica de trabajo?
- La dinámica es que todos los intendentes se reúnan en un municipio que va cambiando cada mes. El intendente anfitrión se presenta, se hace una conferencia de prensa y una ronda de novedades, cada intendente tiene cinco minutos para expresar qué hizo y cómo avanzó con la problemática planteada en su municipio, y a su vez, qué temas de actualidad le están preocupando, qué logros ha tenido en el tiempo transcurrido desde el último encuentro. Luego el intendente anfitrión plantea un tema, que los demás intendentes ya conocen de antemano, presentan la problemática y qué deberían hacer al respecto. Después se hace una visita en la ciudad, si el tema está relacionado con algún lugar en especial, se recorre, y el intendente anfitrión se retira para que el resto de los intendentes analicen en conjunto la problemática que presentó el anfitrión.Se determina una posición para acercársela y transmitirle lo que se considera que puede estar bien, junto con una crítica constructiva de aquello que podría encararse de otra forma o plantearse de otra manera. Luego vuelve el intendente anfitrión, se hace la devolución, se genera una charla muy interesante y muy rica, y luego de eso se pasa a otra parte de la reunión que está vinculada a los temas regionales, infraestructura o temáticas que afectan a todos los municipios, allí se evalúa la posibilidad de abordarlos de manera conjunta. Por ejemplo, el lunes próximo en Trenque Lauquen se va a avanzar en el tema de residuos patogénicos: se plantearía para la región una planta de tratamiento en la ciudad de Trenque Lauquen y el transporte de residuos estaría en manos de Pellegrini; los demás distritos coordinan también decisiones para llevar adelante. Son cuestiones que hacen a todos y en todas las reuniones se abordan temas de todos los municipios, en general, más allá de que el intendente presenta una problemática, es común a todos, no ha habido ninguna que no la tenga otro municipio también.

- ¿Hay temas comunes entre los dos nodos?
- Sí, la mayoría. Los temas son muy comunes en ambos grupos: salud, nocturnidad, inseguridad, adicciones, frigoríficos, producción, planeamiento urbano, tratamiento de residuos, los temas se mezclan en uno y otro lugar. En Trenque Lauquen trabajamos con el tema de perros callejeros, en el otro grupo no surgió pero no es que no sea una problemática sino que surgieron otros temas como prioridades.

- ¿Cómo ve la convivencia política entre los jefes comunales?
- En la región Trenque Lauquen es una maravilla, en momentos como almuerzos o breaks se habla de política y hay mucha confianza entre los intendentes, más allá del color político, el vínculo es muy bueno. La región Lincoln ha tenido menos actividad pero el vínculo seguramente se va a fortalecer, de hecho,hay otros intendentes interesados en participar y tenemos que ver si readecuamos la región Lincoln o si se arma una nueva. La relación entre los intendentes es totalmente armónica. Es más compleja la visión de la problemática en sí, que las diferencias de política partidaria. Creemos que si algún intendente toma una posición cerrada, eso no terminaría bien. La metodología tiene que ver con una generación de confianza fuerte y eso hace que las diferencias políticas partidarias en ningún momento hagan ruido. Somos todos adultos, con experiencia de gestión y acción política, apuntamos a que esto sea para el bien común.

- Además se refuerzan los pedidos a Provincia o Nación…
- Claro, no es lo mismo gestionar por una problemática de manera individual, que poder hacerlo de manera conjunta, además con cuestiones mucho más elaboradas. Desde los gobiernos centrales se intenta poner atención en todos los municipios pero también sabemos acerca del cúmulo de demandas que hay y, en ese sentido, como estrategia es más contundente una solicitud que viene en conjunto.

- ¿Cómo se establecieron los municipios incluidos en cada grupo?
- Los municipios se decidieron por una cuestión de vínculo. Yo soy de Rivadavia y estoy con gestión, mayormente, de distritos del noroeste. Eso hizo que, en principio,fueran siete y siete pero luego Carlos Tejedor, que estaba en Lincoln, se fue al otro nodo y así quedaron seis y ocho. Pretendo trabajar en la posibilidad de hacer un nuevo grupo que abarque Chacabuco, Bragado, Junín, etcétera. O bien, rediseñar la región Lincoln, de todas maneras, son cuestiones en las que no habría inconvenientes, porque las problemáticas suelen ser comunes, aunque es real que algunos distritos son más grandes que otros, pero hay necesidad de lograr cosas que hacen al bien común. Es ganancia para todos. Antes había una mirada de que los municipios competían para ver quién lograba más o se lucía más, hoy hay un mayor entendimiento y eso también es importante. Los intendentes entienden que trabajar por la región también es trabajar por su municipio.

COMENTARIOS