La Defensoría rechazó el cierre de escuelas y pide explicaciones a la Provincia

La Defensoría rechazó el cierre de escuelas y pide explicaciones a la Provincia

La Defensoría del Pueblo bonaerense rechazó la medida del gobierno provincial que apunta al cierre de casi cuarenta escuelas en distintos municipios, y le exigió que dé una explicación clara para conocer la intención de esta decisión que generó preocupación dentro de la comunidad educativa.

“Estamos en contra de cualquier cierre, porque principalmente descuida y afecta los derechos de los chicos de los sectores rurales, que muchas veces son los más postergados. La decisión va en contra de nuestra mirada federal de la Provincia; es una política basada en la optimización de gastos y no en ver a la educación como una inversión”, precisó el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

Puntualmente, la Defensoría apunta a saber cuál es la situación de 39 establecimientos que correrían esta suerte en Pellegrini, Castelli, Laprida, Lezama, Ayacucho, Tres Arroyos, Lincoln, Tres Lomas, Rauch, Tordillo, Pringles, Exaltación de la Cruz, Chacabuco, Chivilcoy, 9 de Julio, General Belgrano, Dolores, General Guido, Gonzales Chaves, Coronel Dorrego, Villarino y Olavarría.

Ante este panorama, el organismo envió un pedido de informes a la Dirección General y Educación bonaerense (DGCyE) para saber en detalle la nómina de escuelas afectadas; la cantidad de alumnos y cargos docentes y auxiliares a los que alcanza la medida; el motivo de la decisión de cierre y destino otorgado a los alumnos que concurrían a las instituciones educativas afectadas como también el destino de los edificios en los que funcionan dichas instituciones; si el tema fue tratado por la Unidad Educativa de Gestión Distrital correspondiente; en que norma se encuadra la decisión de la DGCyE; además de toda otra información de interés.

Leer más: "De ahorro económico esta medida no tiene nada", aseguró Sergio Siciliano

Reordenamiento de establecimientos rurales

Tras conocerse la medidad del gobierno bonaerense de dejar fuera de funcionamiento 39 escuelas rurales de la provincia, el bloque de diputados del Frente para la Victoria presentó un pedido de informes en la Legislatura para que la gobernadora María Eugenia Vidal brinde explicaciones. Además, el gremio Suteba está haciendo un seguimiento “escuela por escuela”.

El bloque de diputados del Frente para la Victoria en la Legislatura bonaerense reclamó respuestas a la gobernadora a través de un pedido de informe porque afirman que no hubo “ninguna comunicación formal” detallada sobre las escuelas que cerrarán. En tanto, desde Cambiemos indicaron que “hay 82 alumnos reagrupados en otras escuelas de islas con transporte garantizado y que la mitad viajará menos que antes”. También remarcaron que “hubo 42 alumnos reagrupados de escuelas rurales. Todos los alumnos tienen garantizada la matrícula y el Transporte y todos los docentes tienen garantizado la continuidad laboral”.

“Las reubicaciones de las matrículas de los niños fueron realizadas en líneas rectas, sin tener en cuenta la realidad de la geografía de la zona y mucho menos las situaciones de las familias de los chicos que asisten”, indicó por su lado María José Parejo, subsecretaria gremial del Suteba. “Es una decisión que provoca todavía más aislamiento a quienes viven en estos lugares”, añadió la dirigente gremial.

COMENTARIOS