Lincoln adhirió a la campaña “Los alimentos no se tiran”
DESARROLLO SOSTENIBLE

Lincoln adhirió a la campaña “Los alimentos no se tiran”

El pasado sábado arrancó el carnaval y se puso en práctica el Programa Nacional de Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos, que ya comenzó a implementarse en cantinas y puestos comidas de la fiesta mayor. En cada cantina y puesto del patio de comidas se entrega una caja para que el público pueda llevarse la comida que no alcanzó a consumir y pueda aprovecharla en su casa.

El Municipio informó que adhiere a este programa reconociendo “el valor social y cultural de los alimentos” y con el objetivo de avanzar en acciones que contribuyan a disminuir el descarte de alimentos en la producción, comercialización y el consumo.

La presentación de este programa que lleva como lema “La comida no se tira. Valoremos los alimentos” fue presentado el viernes pasado por el intendente municipal Salvador Serenal e integrantes del gabinete que compartieron la novedad con Mariana Rebollini y Mariamor Villalba del restó “Galpón” y Fernanda Gentilini de “Shawarma Lincoln”, miembro del patio de comidas, el corredor gastronómico que funciona en los eventos y fiestas populares con apoyo de la Secretaría de Producción municipal.

Salvador Serenal explicó que este programa -que proviene del Ministerio de Agroindustria de Nación- “nos parece que vale la pena implementarlo y darlo a conocer en Lincoln porque necesitamos ayudar a que se dé ese cambio cultural que nos permita trabajar desde la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente”.

En ese sentido, el Jefe Comunal señaló: “Somos una generación que tiene un doble desafío y por ende también una doble responsabilidad: por un lado, es la primera vez en la historia de la humanidad que tenemos las herramientas necesarias para terminar con la pobreza; y, al mismo tiempo, somos la última generación que tenemos a nuestro alcance la posibilidad de frenar el cambio climático”. Y completó: “Empezar a trabajar en el desarrollo de energías renovables, en la clasificación de residuos y el reciclado y en pequeños gestos como el aprovechamiento de la comida y no generando más desperdicios es una forma de trabajar con una visión a futuro y con seriedad frente a temas tan dramáticos como la pobreza y la contaminación”.

Serenal manifestó que como comunidad “tenemos la necesidad de reducir el desperdicio de todo lo que consumimos, en especial los alimentos” y agregó que “cada uno desde su compromiso ciudadano, debe empezar a colaborar con medidas que tiendan a generar conciencia y responsabilidad cuando por ejemplo se pide o compra comida y no siempre alcanzamos a comer todo”.

Para la puesta en práctica de este programa se eligió el Carnavalincoln 2018 y por eso se procedió a la entrega a los puestos y cantinas de una caja que se le ofrecerá al público para que colabore llevándose su comida y, de esa manera, se pueda evitar el desperdicio y el mal aprovechamiento de los comestibles.

COMENTARIOS