None
REUNIÓN CON EL PRESIDENTE DE AGUAS BONAERENSES

Serenal solicitó una solución para la problemática del agua en Lincoln

Pide que la empresa ABSA brinde un servicio de agua potable que se ajuste a las normas del Código Alimentario Argentino.

El martes pasado, 23 de agosto, el intendente Salvador Serenal mantuvo una importante reunión con el presidente de Aguas Bonaerenses SA (ABSA), ingeniero Raffael Sardella, con el fin solicitar que la empresa inicie nuevos trabajos para que, en el corto plazo, todos los linqueños puedan contar con un servicio de agua potable que se ajuste a las normas del Código Alimentario Argentino.
En ese sentido, Salvador Serenal señaló que a partir del fallo favorable que anteriormente se obtuvo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación -en el que se ordena que ABSA debe suministrar en forma gratuita agua potable en bidones a toda persona o entidad de Lincoln-, “le trasladamos al nuevo responsable de la empresa nuestra preocupación respecto al servicio que viene prestando ABSA y la necesidad que tenemos todos los habitantes de Lincoln de contar con un verdadero servicio de agua potable que sea apto para el consumo humano”.
Al respecto, Serenal precisó que una de las soluciones más viables en el corto plazo, según lo manifestado por el titular de ABSA y su equipo, sería “la instalación de una planta de agua por ósmosis inversa, a través del cual se podría garantizar transitoriamente la potabilidad del agua corriente”.
Asimismo, las autoridades de ABSA señalaron que la problemática de Lincoln y de otros distritos del noroeste bonaerense sólo podrá resolverse, a largo plazo, mediante la construcción de un acueducto que permitirá dar una respuesta no sólo al faltante de agua que existe en algunas localidades, sino también dar una solución al problema de la calidad, principalmente, en lo referido a los contenidos de arsénico, nitratos y grado de salinidad propio de las aguas subterráneas del acuífero de la Región.

COMENTARIOS