Darío transmite buena energía en cada noche de carnaval.
Darío transmite buena energía en cada noche de carnaval.
CHACABUCO

Darío Torres baila sobre tacos y deslumbra al público en cada carnaval

Tiene 29 años, vive en Chacabuco y es una de las figuras más destacadas en los distintos eventos que se desarrollan en la Región. Despliega su arte sobre zapatos de quince centímetros de alto y causa furor entre la gente.

Darío “Daio” Torres tiene 29 años y vive en la ciudad de Chacabuco. Comenzó a formarse en la disciplina del baile hace una década y, en 2013, arrancó a tomar clases de Femme Style en Capital Federal.
Actualmente, se destaca como pasista masculino sobre tacos en los carnavales de la Región y participa de competencias, castings y otros eventos que tienen lugar en distintas localidades del país.
En cada noche de carnaval, el público celebra su pasada con aplausos, ovaciones y piden una y otra vez que haga su pirueta de medialuna con grand écart (apertura de piernas).
Durante dos años, Darío tuvo la oportunidad de bailar en el carnaval de Gualeguaychú y, en 2019, participó en Gualeguay de la competencia más grande del país, a la que asisten las mejores batucadas, allí obtuvo el segundo puesto. Con su baile, Darío logra transmitir la buena energía y despierta la magia que produce ver a un hombre de 1.90 metros de alto bailar sobre tacos de quince centímetros.
En diálogo con Democracia, Darío Torres contó detalles de su formación como bailarín y destacó la importancia de recibir el respeto y el cariño de la gente.

- ¿Cuándo comenzaste a formarte como bailarín?
- Me empecé a formar en Capital Federal cuando tenía 18 años, en ese momento tuve un primer profesor, que hoy ya no está físicamente, y después fui conociendo a otros, otras academias, así me fui formando y, al día de hoy, sigo estudiando. En la medida de lo posible tomo clases, cursos, seminarios, capacitaciones. En lo que respecta al carnaval, tomo clases con Silvana Bombón Fernández, de la comparsa Marí Marí; con Natalia Veluscek, que está como jurado en Los Toldos; y diferentes profesores de samba del ambiente.

- ¿Cuánto tiempo le dedicás al baile en la semana?
- Yo soy profesor de ritmos en mi gimnasio así que bailo de lunes a viernes ahí y también en los ensayos. A eso se le suman los fines de semana en los que participo del carnaval. Así que estoy de lunes a lunes bailando, prácticamente, unas tres o cuatro horas por día.

- ¿Cómo te iniciaste en el arte de bailar con tacos?
- A bailar con tacos empecé con Caro Amaya, fue mi primera profesora de femme style; ella trajo el estilo a la Argentina cuando se dio el furor. Es muy reconocida. En 2013 empecé a tomar clases con ella en Capital Federal y me compré mis primeros zapatos. Cuando en Showmatch buscaban bailarines sobre tacos fui al casting y quedé preseleccionado, aunque no llegué a estar en la pista.

- ¿Tus zapatos son hechos a medida?
- Sí, mis zapatos los realiza Zapatos Jhonys desde el año 2013; es una casa de Capital Federal que siempre me acompaña, me conocen mucho, me hacen los zapatos a medida y me los envían a casa. Trabajan en cuero y son de muy buena calidad; así tienen que ser porque calzo 44 y mido 1.90 sin tacos; tengo una contextura física muy grande así que es indispensable que el calzado esté bien confeccionado. Tengo tres pares de zapatos: unas bucaneras con taco de 15 centímetros, unas botinetas de 13 centímetros y sandalias plateadas de 10 centímetros, menos que eso no usaría. El vestuario lo hace Gustavo Gensuelli.

- ¿Cuáles son los secretos para bailar sobre tacos de quince centímetros?
- Para bailar con tacos hay que tener fuerza en las piernas, sobre todo en los músculos inferiores; también mucha fuerza de abdomen, es mucha práctica, postura y técnica. Yo tengo cuatro años de formación en danza clásica y eso me ayudó mucho en lo que es postura.

- ¿Hay otros pasistas masculinos sobre tacos en la Región?
- Prácticamente todos bailan en zapatillas. El último año se empezó a ver más chicos incorporando tacos, el tema es no subirse de una para evitar las lesiones. Lo ideal es aprender de cero, como todo, no es sencillo. La postura y la caminata tienen que ser elegantes, lleva su tiempo: yo arranqué en 2013 y recién en 2019 me empecé a lucir con los tacos.

- ¿Qué sentís cuando bailás en el carnaval?
- Cuando bailo soy feliz, miro al público pero no lo miro a la vez, estoy en mi mundo disfrutando y siempre agradeciendo porque recibo mucho respeto del otro lado. Ahora estoy en el carnaval de Los Toldos, con la batucada Zafiro; soy su bailarín destaque y la verdad es que lo disfruto mucho. Aprovecho para agradecer a los directores de Zafiro Juan Manuel Videla y Rocío Celeste Peralta por el espacio. Es muy lindo recibir respeto.

- ¿Cómo vivís la repercusión en las redes sociales?
- Creo que todavía está la “viveza” de burlarse de un hombre que baila sobre tacos altos, entonces destaco mucho el respeto, el cariño de la gente y de quienes valoran lo que uno hace. En las redes sociales se lee todo tipo de comentarios, algunos son muy crueles pero la mayoría son hermosos; recibo muy lindas palabras de gente que no me conoce, que solo me vio bailar. No me afectan los comentarios fuera de lugar, las redes sociales son así y, realmente, a esas personas les deseo lo mejor. Afortunadamente, de cien comentarios, 99 son buenos y uno malo.

- Las redes también sirvan para que te conozcan en distintos lugares
- Totalmente, de hecho, en Los Toldos ya tengo clases programadas a partir de marzo, me llaman de diferentes gimnasios y batucadas. Por el momento estoy como bailarín destaque con Zafiro en Viamonte y como pasista masculino con Angiru Tapia de la ciudad de Chivilcoy. Le agradezco mucho a la a Familia Cabello por el espacio, con ellos recorremos toda la Región y en marzo vamos a competir en Saladillo; es una competencia nacional con muy buen nivel, se evalúa la percusión, el ballet y los pasistas.

- ¿Cuáles son tus próximos proyectos para 2020?
- Voy a seguir tomando clases con diferentes profesores del ambiente del carnaval, esperando ansioso el “Celebra Brasil”, que es un evento muy grande que se hace en Capital, al que asisten miles de personas y tuve la oportunidad de ser convocado el año pasado, así que allí estuve con mis tacos, fue furor y tuve muchas propuestas. Este año estaré nuevamente ahí.

COMENTARIOS