“De cara a octubre, seguiremos trabajando y gestionando como hasta ahora”, apuntó.
“De cara a octubre, seguiremos trabajando y gestionando como hasta ahora”, apuntó.
CHACABUCO

Víctor Aiola: “La mejor encuesta es estar en la calle y dialogar con la gente”

Consultado respecto de la sorpresa por la amplia diferencia de puntos entre el oficialismo y la oposición a nivel nacional y provincial en las PASO, el intendente de Chacabuco dijo que eso pudo preverse a través de un mayor contacto personal con los vecinos.

Si bien Víctor Aiola, actual intendente de Juntos por el Cambio en Chacabuco, fue el candidato más votado en el distrito, la principal fuerza opositora obtuvo un mayor porcentaje si se tienen en cuenta los dos precandidatos que se presentaron por el espacio Frente de Todos en las PASO 2019. De esta manera, pese a que Aiola esperaba ganar por una diferencia mayor, reconoció que en la calle, mediante sus tradicionales caminatas, había advertido una tendencia contundente a la fórmula Fernández Fernández. En diálogo con Democracia, se refirió a los lineamientos a seguir de cara a octubre y a la importancia del mensaje que dejaron las urnas el domingo pasado.

- ¿Le sorprendió el resultado de las PASO a nivel nacional, provincial y municipal?
- Nos llamaron la atención los resultados a nivel nacional, provincial y local; si bien acá fui el candidato más votado, si se juntan las dos fuerzas opositoras tienen cuatrocientos votos más. En realidad, nos sorprendió la diferencia a nivel nacional y provincial, porque nosotros ya veníamos recorriendo la calle y veíamos que había una tendencia mayoritaria al apoyo de la fórmula Fernández Fernández. Eso fue lo que arrastró a la gobernadora y a los intendentes. De todos modos, sacamos casi quince mil votos, lo mismo que en las PASO de 2017, que luego ganamos bien. Hay que tener en cuenta que el Frente Renovador se unió con el Frente de Todos y hay una sola opción opositora, no hay tercera fuerza importante. Estamos convencidos de que vamos a ganar en octubre, pero bueno, es un poco más complejo a nivel nacional y provincial.

- ¿Cuál fue el mensaje que dejaron las urnas el domingo pasado?
- El mensaje de las urnas es que la gente la está pasando mal desde el punto de vista económico, hizo mucho esfuerzo estos años, entendiendo que el país venía de una situación difícil, pero en vez de ir mejorando en lo económico las cosas fueron para atrás. Todo tiene un límite. Siempre doy el ejemplo del perrito que está adentro de la casa: si siempre hace lo que quiere, duerme en el sillón, en la cama, come cuando quiere y un día le ponés reglas, lo ponés afuera y encima lo agarrás de una oreja, te va a morder, porque todo tiene un límite. Es lo que pasa a nivel nacional, la gente entiende que hay que ahorrar energía, el tema de las tarifas, hace el esfuerzo, pero llega un momento en que no podés más. Entonces el mensaje es: busquemos una solución entre todos los argentinos para poder estar mejor, dejemos de pelear y de grietas, resolvamos esto. Por supuesto que la gente no está en desacuerdo con la obra pública pero se necesita liquidez en el bolsillo para comprar los alimentos, trasladarse, cosas básicas.

- ¿Cuál es la estrategia de cara a las elecciones generales de octubre?
- En lo local, vamos a seguir trabajando como lo hacemos siempre, gestionando. El lunes siguiente a la elección del domingo pasado yo estaba a las 6.30 con el gabinete trabajando. La gente en Chacabuco reconoció la gestión, sacamos casi quince mil votos, entonces vamos a seguir de la misma manera. En momentos de crisis hay que estar más cerca de la gente, ayudando a más personas que nos necesitan. Ese es el camino que vamos a seguir y la gente elegirá democráticamente, ante todo respetamos el voto popular. Por otro lado, ya teníamos previsto reabrir paritarias este mes, eso era algo que ya estaba firmado en un acta así que la semana que viene nos reuniremos con los sindicatos.

- ¿Por qué cree que las encuestas no vaticinaron la amplia diferencia de votos entre el oficialismo y la oposición?
- Cuando se hacen las encuestas la gente no expresa lo real, se lo guarda. Hay que estar más tiempo en la calle porque la mejor encuesta es estar en la calle, cara a cara con el vecino. De esa manera te das cuenta de cómo son las cosas, aunque la gente no te lo diga. Por otro lado, los argentinos tenemos a los malditos mercados que han jugado siempre con el bolsillo, tenemos a los empresarios también, que no les importa nada de lo que le pasa a la gente, solo les importa su capital y sus cosas. Cuando les va bien no distribuyen nada con el de abajo y, cuando les va mal, lo primero que hacen es fugar divisas al exterior. Estamos todos mirando al dólar, son mercados que desestabilizan y generan inconvenientes a todos los gobiernos, más allá del color político.

- ¿Cree que se puede revertir el resultado electoral en octubre o solo resta asegurar la gobernabilidad hasta diciembre?
- Uno no puede aventurarse a dar un veredicto respecto de eso, pienso que el presidente debe ser amplio y sentar a todos, por una cuestión institucional, para mantener la gobernabilidad, a todos esos economistas que están opinando, a todo el arco opositor, escucharlos de manera humilde, creo que ese es el camino. El radicalismo, a nivel nacional, se acordó un poco tarde de pedir consenso a nivel nacional, el radicalismo debió tener un rol más protagónico en septiembre, cuando fue la mega crisis, y pedir al gobierno nacional que se abriera a integrar en su fila o escuchar a gente que tiene una mirada distinta, pero eso ya pasó y ahora hay que ver cómo resolvemos esto para estar tranquilos.

COMENTARIOS