Cuarenta personas asisten actualmente a Aprid, ubicado a cinco kilómetros de la planta urbana.
Cuarenta personas asisten actualmente a Aprid, ubicado a cinco kilómetros de la planta urbana.
CHACABUCO

Inclusión: “Aprid tiene un excelente vínculo con la comunidad de Chacabuco”

Carlos Collep, presidente de la Asociación para la Recuperación e Integración del Discapacitado, dialogó con Democracia y se refirió a los nuevos desafíos que emprenden junto a las cuarenta personas que asisten a diario a la institución.

La Asociación para la Recuperación e Integración del Discapacitado (Aprid)existe en Chacabuco desde hace 34 años. Cuando arrancó, en 1985, comenzó a funcionar como una suerte de granja de recreación para personas con distintas discapacidades. Así nació y con el tiempo fue creciendo: se empezaron a implementar programas de Provincia y Nación y surgió el programa de Taller Protegido y los Centros de Día, en el primer caso –en el que se incluye Aprid– asisten chicos con discapacidades leves y consiste en un taller de producción, se busca preparar a las personas para que se inserten en la sociedad; en el segundo caso, van personas con discapacidades más severas.
En diálogo con Democracia, el presidente de la institución, Carlos Collep, brindó detalles de la dinámica del espacio.
- ¿Cuántas personas asisten actualmente a Aprid y cuáles son sus actividades?
- En este momento tenemos cuarenta personas que asisten a las 8 de la mañana y desayunan en la institución, que está a unos cinco kilómetros de la planta urbana de Chacabuco. Tenemos un grupo de entre seis y ocho chicos que salen a hacer venta callejera de bolsas, otro grupo se queda armando los paquetes de bolsas para los que salen al día siguiente, otros trabajan en la fabricación de lajas de cemento para veredas o patios y a las once de la mañana toman una colación, hacen un descanso, a la una almuerzan y a las tres se retiran. Tenemos una combi que los lleva y otros van por su cuenta. Son todos mayores de 18 años, por lo general, cuando salen de la escuela especial ya vienen. Actualmente tenemos personas de hasta 70 años. En febrero se hizo un convenio con la Municipalidad y seis chicos concurren a hacer el control del estacionamiento medido en la ciudad, no pueden ir todos, son doce y se van rotando. Por otro lado, desde la Escuela de Actividades Culturales nos mandan profesores de danza y teatro, por lo cual, siempre tienen talleres recreativos para que no estén permanentemente con el trajín de las bolsas y baldosones.

- ¿Con qué espacios cuentan?
- El predio tiene cinco hectáreas, años atrás había un criadero de pollos y después se dejó de hacer porque ya no convino más; hoy la institución se mantiene principalmente por la venta de bolsas de residuos. Tenemos una cocina amplia, comedor grande, el taller donde trabajan los chicos, el espacio donde hacen teatro y danzas, la oficina del contador, el espacio para las integrantes del equipo, los baños, un galpón donde fabrican las lajas y una casita donde viven dos chicos con discapacidad que se casaron.

- ¿Cómo está compuesto el equipo de profesionales?
- En el equipo tenemos psicóloga, terapista ocupacional, trabajadora social y contador, ellos están contratados. Y tenemos nuestros empleados que son la coordinadora general que está de 7 a 15, tenemos una persona que hace diligencias, el coordinador de fabricación de lajas y la cocinera.

- ¿Cómo es el vínculo con la comunidad de Chacabuco y los avances en materia de inclusión?
- La relación con la comunidad es muy buena, la gente responde muy bien, tenemos alrededor de 700 socios, hacemos rifas y se venden muchos números. Hoy por hoy, la institución se mantiene principalmente por las bolsas y la venta de la calle, casa por casa, esfundamental. Los chicos que venden llevan la credencial que dice Aprid, tienen las camperas con logos, los carros también, por seguridad para los vecinos, para que sepan a quién le compran y no haya falsos vendedores.Yo veo un gran cambio en los chicos en lo que respecta a inclusión, ellos están en permanente contacto con la sociedad, con los productos que se comercializan, con el control de estacionamiento medido, entre otras actividades.

COMENTARIOS