Oscar Álvarez, autoridad de la Cámara de Comercio e Industria de Chacabuco.
Oscar Álvarez, autoridad de la Cámara de Comercio e Industria de Chacabuco.
ECONOMÍA Y CONSUMO

“Los comerciantes de Chacabuco estamos atravesando una situación difícil”

Oscar Álvarez, autoridad de la Cámara de Comercio e Industria, aseguró que los gastos de alquiler del local son el factor más complicado de afrontar y que se vende 6% menos que en abril del año anterior.

Los comerciantes afrontan una etapa difícil en materia de gastos fijos y ventas; la caída del consumo atenta contra el sector y cada vez es más costoso mantener los locales en marcha, con las tarifas al día, los empleados, las cargas sociales e impuestos. En diálogo con Democracia, Oscar Álvarez, autoridad de la Cámara de Comercio e Industria de Chacabuco, brindó detalles de la situación y destacó la importancia de barajar nuevas estrategias para mantener las ventas.
- ¿En qué situación se encuentran los comerciantes de Chacabuco hoy?
- En Chacabuco la situación está muy complicada. De todos modos, los alquileres acá son caros pero no tan caros como en Junín. Yo tenía un local en calle Roque Sáenz Peña de Junín que funcionaba pero lo tuve que cerrar porque el alquiler era realmente muy costoso. Acá, un local de hasta unos 70 metros cuadrados puede costar entre doce mil y veintidós mil pesos. En Junín hay alquileres de entre 45 mil y 50 mil pesos, con una vidriera, que no es competitivo y realmente hoy no hay negocio que pueda juntar esa plata para pagar el alquiler, porque además hay otro tanto para los sueldos, las cargas sociales, impuestos, IVA, ingresos brutos, el posnet, mantenimiento del local, luz, gas y todas las cosas que se generan. Entonces, ¿Cuánto tenés que vender? Por lo menos 500 mil pesos por mes para pagar los gastos fijos del local. Por eso la situación está así. Es verdad que aumentó la luz, el gas, pero el gran problema es el alquiler.

- ¿Cerraron comercios en Chacabuco?
- Sí, en Chacabuco hubo negocios de la avenida Alsina que cerraron pero las marcas principales siguen estando. Nosotros hemos caído entre un 6% y 7% respecto del año pasado en esta misma fecha, hay locales que crecieron un poco pero la ropa no ha aumentado mucho, está similar al año pasado el precio porque en 2018 la ropa de chicos no aumentó y este año aumentó un 30%, en general, en algunos productos, no en todos, entonces entre los dos años aumentó 15%, pero en relación a lo que aumentaron los gastos fijos y alquileres, la ropa no aumentó. Nosotros, hoy por hoy, en cantidad de unidades, por promociones, estamos vendiendo parecido, un 6% abajo, pero el problema es que la ropa no aumentó como todo lo otro, entonces estamos un 20% abajo en crecimiento económico, eso es lo que le está doliendo al comercio. Los otros rubros están bastante parecido al comercio, al campo es al que menos le dolió la crisis.

- ¿Se reúnen con los comerciantes para pensar estrategias de venta?
- Nosotros nos juntamos con los comerciantes, los escuchamos, estamos haciendo un curso de ventas por Internet que yo creo que es lo que se viene. El 80% de las ventas en el mundo se hacen por Internet, nosotros estamos en el 20% en Argentina. Entonces hay que dar un paso adelante para ayudar al comercio, se puede vender por Internet y también en el local, tenemos que aprovechar. Me parece que se viene eso. Estamos en una situación delicada como comerciantes, se probó con programas y no han dado resultado porque la gente cuando no tiene plata, no tiene plata. Le regalás la ropa y no la compran, porque lo primero que quieren hacer es llenar la heladera. Como comerciante se hace 20%, 30%, 40% menos y el que lo necesita lo compra pero el que no lo necesita no está saliendo a comprar.

- ¿Los programas para estimular ventas no han funcionado?
- Los programas para estimular ventas no han funcionado dentro de lo esperable. Paralelamente, se está trabajando en ventas por Internet, hoy la gente está consultando muchísimo, sobre todo la juventud, nos tenemos que acomodar para lo que viene en los próximos años. Rico no se va a hacer ninguno en una crisis, pero hay que mantenerse, bajar gastos y salir de esta situación. Los dueños de los locales tienen que bajar un poquito porque si no se van a ir cayendo.

COMENTARIOS