Soraya, miembro del grupo de padres y familiares de personas con autismo.
Soraya, miembro del grupo de padres y familiares de personas con autismo.
SENSIBILIZACIÓN EN LA COMUNIDAD

Agrupaciones realizan campaña contra el uso de pirotecnia en Chacabuco

“Queremos que todos podamos disfrutar las fiestas” aseguró a Democracia Soraya Zabaglio, de la agrupación de padres y familiares de personas con autismo.

Distintas agrupaciones e instituciones de Chacabuco fueron convocadas en el Concejo Deliberante para planificar una campaña contra el uso de la pirotecnia para estas fiestas. Si bien, desde hace dos años, existe la ordenanza que prohíbe el uso y la comercialización, buscan alcanzar una mayor sensibilización respecto de la problemática. Soraya Zabaglio es miembro de la agrupación de padres y familiares de personas con autismo y, en diálogo con Democracia, se refirió al impacto generado en la comunidad y la gratificante respuesta por parte de la gente.

- ¿En qué consiste la campaña que están llevando a cabo?
- Si bien nosotros siempre hacemos distintas campañas, hace un mes y medio Red Solidaria nos invitó a un evento que se llevó a cabo en La Rural, ahí explicamos el porqué de la hipersensibilidad sonora de los chicos con autismo y estuvimos junto a la Asociación Protectora de Animales (APACHA). Así empezó la difusión. Hace quince días nos invitaron al Concejo Deliberante a nosotros, a docentes, estudiantes y a otras instituciones de Chacabuco como Bomberos Voluntarios, Secretaría de Salud, Defensa Civil, Dirección de Educación, Bromatología, Adultos Mayores, la Oficina de Discapacidad, querían que armemos entre todos una campaña para concientizar sobre pirotecnia cero. Hace dos años en Chacabuco salió la ordenanza que prohíbe la pirotecnia, para nosotros eso fue importantísimo, y ahora nos reunimos para elegir el logo y quedó el slogan #MasLucesMenosRuido que ya veníamos a utilizando. Empezamos con las charlas en distintos espacios, en las escuelas, privadas y públicas, hablamos con los nenes, les explicamos de una manera simple y llana para que ellos puedan entender por qué no deben usar pirotecnia: desde el tema de que se puede generar un incendio y tienen que actuar los bomberos, pasando por la gente lastimada por pirotecnia que atiende el sistema de salud, hasta el malestar que provoca a los animales y a las personas con autismo.

- ¿Qué respuesta hubo por parte de los chicos?
- Nos sorprendió mucho la respuesta de los chicos, la verdad es que son tan sabios. Cuando les pregunté si habían visto alguna vez a Papa Noel tirar cohetes ellos dijeron que no y, además, tenían mucho conocimiento respecto de que la pirotecnia le hace mal a los animales, entonces utilizamos ese medio para llegar a ellos y decir que en otras personas repercute de la misma forma. Junto con los nenes en otras formas de festejar, hicieron dibujos, plantearon festejar con burbujeros, pulseras con luces, collares, etcétera. Nos llevamos muchas cosas positivas, se generó un ida y vuelta muy lindo.

- ¿De qué manera afecta la pirotecnia a las personas con autismo?
- Las personas con autismo tienen desórdenes sensoriales, la mayoría de las personas procesamos los estímulos visuales, auditivos y táctiles de nuestro entorno de una manera particular pero las personas con autismo lo procesan de manera muy diferente. Por eso a algunos de nuestros chiquitos les molestan las medias, las etiquetas de la ropa, a otros les molesta que los abracen, a otros que los toquen, les repelen algunas flores, o los ruidos. Son cuestiones sensoriales que no se pueden generalizar, no todas las personas con desórdenes sensoriales tienen autismo ni al revés. Entre un 65% y un 90% de las personas con autismo padece este tipo de desórdenes, la mayoría tiene hipersensibilidad auditiva. Con la pirotécnica se sienten tan abrumados que entran en una crisis de estrés y ansiedad, muchos entran en pánico, se autolesionan porque no pueden manipular esa gran cantidad de estímulos que viene desde afuera, no saben cómo reaccionar. Lo que debería ser un festejo termina siendo algo triste. Hay nenes que se encierran, se tapan con frazadas y no toleran el sonido, hay nenes que se han escapado, tardan días en volver al eje. Lo que nuestros hijos necesitan es empatía por parte de la sociedad, que la gente se ponga en el lugar del otro. No queremos que no festejen, al contrario, la idea es que podamos disfrutar todos, las fiestas deberían ser felicidad para todos.

- ¿Creés que muchos continúan usando pirotecnia por falta de información?
- Sí, muchas veces es por falta de información. Siempre cuento que cuando yo era chica, en mi barrio tirábamos pirotecnia, con el tiempo pudimos ir viendo lo que hacía mal y lo que hacía bien, y cuando uno sabe por qué, toma conciencia de las cosas. De todos modos, solo buscamos concientizar, nadie obliga a nadie a hacer nada. Hicimos campaña en medios de comunicación, redes sociales, pedimos a la gente que se sume con el cartelito #MásLucesMenosRuido y fue maravilloso, recibimos muy buena respuesta de la comunidad de Chacabuco.

COMENTARIOS