Verónica Izurieta, coordinadora del Área Municipal de la Mujer.
Verónica Izurieta, coordinadora del Área Municipal de la Mujer.
LA LÍNEA GRATUITA PARA DENUNCIAS ES EL 144

Actividades en Chacabuco por el Día de la No Violencia contra las Mujeres

Desde el Área Municipal de la Mujer se informó que durante el mes de noviembre se llevarán a cabo acciones para concientizar acerca de la problemática.

La titular del Área Municipal de la Mujer de la ciudad de Chacabuco, Verónica Izurieta, se refirió a las actividades que se llevarán a cabo en el marco del mes de la lucha contra la violencia hacia las mujeres.
Durante la semana del 20 al 25 de noviembre, profesionales de la salud, miembros de los espacios que abordan la problemática de la violencia de género en Chacabuco y la comunidad en general podrán participar de la pintada de bancos en las plazas de la ciudad con el objetivo de generar mayor conciencia y reforzar en trabajo en materia de prevención.
En marzo de este año el Indec publicó la primera medición de casos de violencia de género en todo el país: en cuatro años se cuadruplicaron los casos, mientras que en 2012 se registraron 22.577 hechos, en 2017 hubo 86.700.
El informe apunta también que el 60% de las víctimas tiene entre 20 y 39 años.

“En Chacabuco hay muchos casos de violencia, a las mujeres les cuesta acercarse, el miedo las paraliza"

“Vamos a tomar todo el mes de noviembre como el mes de la no violencia contra las mujeres, si bien se conmemora el día 25, queremos hacer actividades durante todo el mes”, dijo Verónica Izurieta y agregó “surgieron distintas propuestas con la Mesa Local de Violencia, somos varias instituciones que estamos reuniéndonos una vez por mes, y decidimos hacer una pintada de un banco por plaza para que la gente tome conciencia”. La actividad tendrá lugar en la semana del 20 al 25 y convocaron a miembros de la Escuela de Actividades Culturales para que pinten frases que llamen a la reflexión. Además, distintos hombres de la ciudad, referentes de espacios, dejarán mensajes en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.
“En Chacabuco hay muchos casos de violencia, a las mujeres les cuesta acercarse, el miedo las paraliza, pero a pesar de todo muchas se animan, están haciendo tratamiento en el área, contamos con la parte de tratamiento psicológico, se hacen muchos asesoramientos legales, se hace orientación, contención”, destacó Verónica Izurieta y agregó “trabamos con la Comisaría de la Mujer, sobre todo en aquellos casos que necesitan refugio en el Hogar de Protección Integral, muchas mujeres con sus hijos están acudiendo y tratamos, con el Juzgado de Paz,de coordinar las medidas de protección, los perímetros o las medidas de exclusión, porque muchas veces las mujeres son propietarias de las viviendas pero se tienen que ir por el miedo que les da estar ahí y cuesta mucho sacar al violento de la casa”.
Verónica Izurieta resaltó que “se trabaja con muchísimas instituciones, con Salud del hospital, Salud Mental, porque a veces necesitan tratamientos farmacológicos. Se trabaja desde el silencio porque son problemáticas muy complicadas de abordar, las leyes no son como uno quisiera que sean: más rígidas y más estrictas para quienes ejercen violencia contra mujeres y niños. Nos enojamos con la Justicia pero también entendemos que están desbordados, que llegan muchas denuncias y es muy difícil abordar semejante cantidad de casos”.

"A pesar de todo, muchas de ellas se animan y están haciendo tratamiento psicológico"

En otro orden, Izurieta destacó el rol de los medios de comunicación respecto de la temática al decir que “allí se puede ver hasta dónde es capaz de llegar una persona violenta, porque a veces se minimizan el maltrato verbal y los empujones”.
Desde el Área realizan charlas frecuentes en escuelas y la titular aseguró sentirse sorprendida por la cantidad de noviazgos violentos y naturalización de la agresión verbal.
“Cuando vamos a dar las charlas decimos que vamos a luchar por cambiar el rol de la mujer en esta sociedad patriarcal, es un trabajo que se hace muy de a poco, y una empieza a ver en los adolescentes los cambios, ellos hoy ven a las mujeres desde otro lugar, el cambio cuesta más con las otras generaciones”.
Por otro lado, Verónica Izurieta dijo que “hay mucha mirada prejuiciosa, hay que luchar contra eso, porque incluso en comunidades chicas como la nuestra hasta está mal visto sufrir violencia de género” y agregó “para la mujer denunciar al violento es un paso enorme y nosotras la acompañamos en ese proceso, porque uno no sabe el potencial que tiene el agresor para hacer daño y eso genera mucho miedo y ansiedad”.
Por último, Izurieta aseguró que se trabaja desde el anonimato, no se divulgan nombres y se preserva a la víctima.
“Tenemos la oficina en el hospital municipal y estamos de lunes a viernes de 8 a 12 y martes y viernes por la tarde, allí podemos recibir cualquier tipo de consultas”.

COMENTARIOS