Hay 80 cámaras ubicadas en zonas estratégicas de Chacabuco.
Hay 80 cámaras ubicadas en zonas estratégicas de Chacabuco.
REFUERZOS EN SEGURIDAD

El Centro de Monitoreo de Chacabuco incorpora cámaras lectoras de patentes

A pocos días de cumplir su primer año en la ciudad, suman nuevas herramientas para el trabajo en materia de prevención del delito. Andrea Veleche, coordinadora del espacio, contó detalles del funcionamiento del lugar.

En mayo, el Centro de Operaciones y Monitoreo de Chacabuco cumplirá su primer año de funcionamiento en la ciudad.
En diálogo con Democracia, Andrea Veleche, coordinadora del espacio, brindó detalles acerca del funcionamiento y las nuevas herramientas que sumarán con el fin de tener una mayor cobertura en distintas zonas del distrito.

- ¿Cuántas personas y cuántas cámaras de seguridad tienen en el Centro de Monitoreo?
- Es un centro muy moderno, con la mayor tecnología, estamos trabajando con cerca de 80 cámaras, tenemos cinco puestos de monitoreo, en cada uno de ellos hay entre 12 y 13 cámaras, depende de si son domos o cámaras fijas. Trabajamos los 365 días del año, las 24 horas, con turnos de 6 a 14, de 14 a 22 y de 22 a 6. Son unos quince empleados, y hay cinco más que ingresaron con el plan de inclusión Promover, son personas con discapacidad, ellos están en los francos de los chicos y en un sector que le llamamos de refuerzo. Tenemos puestos centrales, donde están divididas las cámaras de la ciudad, y hay uno donde se ven todas las cámaras. Es un refuerzo por si alguien no ve algo en el puesto principal.

“Todos los accesos y la parte céntrica de la ciudad están cubiertos. También trabajamos con el tema tránsito.”

- ¿De qué manera proceden cuando advierten un hecho fuera de lo habitual?
- En monitoreo hay dos formas de trabajar: por un lado, el modo reactivo y preventivo, que es cuando los chicos detectan algún hecho y se comunican a través del sistema de radio con Policía, Bomberos, Defensa Civil, Hospital. De acuerdo a cuál sea el hecho detectado, se conectan con las distintas frecuencias y dan el aviso. El otro modo es el probatorio, las cámaras graban durante veinte días, aproximadamente, y ese material fílmico es, en muchos casos, probatorio para distintas causas judiciales. En este momento, estamos contestando entre cinco y seis oficios diarios, no solo de Chacabuco sino también de la zona. Por ejemplo, recién entró un oficio de Rojas. Nosotros tenemos cubiertos todos los accesos a la ciudad y, muchas veces, el raid delictivo comienza en una ciudad y termina en otra. En eso trabajamos mucho. También, con la Policía, ante la inminencia del hecho, trabajamos directamente en la sala de monitoreo. Cuando los chicos advierten el hecho, el personal de investigaciones se constituye en la sala de monitoreo y realizan el seguimiento de las cámaras.

- ¿Cuáles son los hechos más frecuentes que detectan a través de las cámaras?
- Nosotros tenemos un bajo índice delictivo, no tenemos robos calificados, sí hemos visto arrebatos bajo la modalidad motochorro, pero consideramos que ya la sola presencia de las cámaras funciona de modo preventivo, porque saben que los vamos a ver. Todos los accesos y la parte céntrica de la ciudad están cubiertos. También trabajamos con el tema tránsito, en Chacabuco teníamos un problema que eran las motos ruidosas, que hacían disturbios, maniobras antideportivas, poniendo en peligro sus vidas y las de terceros; con las cámaras de seguridad logramos hacer un trabajo de investigación en lugar de que la Policía o Tránsito los corra y tengan un accidente, tanto el infractor como el personal que está trabajando. Hicimos el seguimiento, obtuvimos muchísimo material probatorio y, a través de eso, la gente de Policía de la Provincia y Tránsito hicieron una investigación, lograron identificar 33 motos, se hizo una causa penal, se realizaron los allanamientos correspondientes y se secuestraron las motos en los domicilios.

- ¿Los empleados reciben capacitaciones a medida que incorporan nueva tecnología?
- Sí, la capacitación es permanente, porque se tienen que ajustar a la nueva tecnología que se va incorporando y, a su vez, a lo que se pretende que ellos hagan, desde el punto de vista de la seguridad, cómo queremos que observen, a quién tienen que avisar, etcétera.

“Tenemos cinco puestos de monitoreo y en cada uno de ellos hay entre 12 y 13 cámaras".

- En el Centro de Monitoreo también trabajan personas con discapacidad en el marco del plan Promover.
- El plan Promover lo maneja la Oficina de Empleo, que depende del área de Producción, no es solo para monitoreo, sino para muchas áreas municipales e, incluso, sector privado. Nosotros tomamos cuatro personas y están en distintos turnos. Desde el punto de la inclusión, considero que tienen que tener las mismas responsabilidades y obligaciones. Realmente nos dio muy buenos resultados porque se están capacitando en el ámbito público y luego, con esa experiencia, van a poder insertarse en el ámbito privado.

- ¿Tienen previsto sumar nuevas cámaras?
- Sí, porque las cámaras funcionan de modo preventivo y eso nos corre el mapa del delito, entonces nos obliga constantemente a repensar y seguir incorporando cámaras en otras zonas, porque en las zonas cubiertas con cámaras los hechos delictivos son pocos. Vamos a sumar cámaras en doce nuevas ubicaciones y las ocho cámaras lectoras de patentes ya las tenemos compradas, solo falta instalarlas. Estas últimas van a estar en los accesos a Chacabuco, que son tres ubicados sobre Ruta 7: Hipólito Yrigoyen, Juan XXIII y Elguea Román. Por la experiencia de otros centros de monitoreo, sabemos que dan muy buenos resultados.

COMENTARIOS