APENAS UNA SOLA FAMILIA EVACUADA

Chacabuco destacó el "trabajo en equipo" tras el temporal

Desde el área de Servicios Públicos municipal aseguraron que se hicieron obras claves de mantenimiento que protegieron a los barrios más expuestos a inundaciones por tormentas.

Al igual que otras ciudades de la región, Chacabuco sufrió en carne propia el miércoles pasado las consecuencias de las fuertes tormentas, que incluyeron lluvias y vientos intensos, y, en algunos casos, calles desbordadas de agua.
Sin embargo, desde el área de Servicios Públicos del municipio, destacaron que no hubo grandes pérdidas que lamentar, ni familias evacuadas, con la excepción de un único caso de una madre con sus tres hijos, que debió ser trasladada a otro lugar de forma preventiva, hasta tanto pudiera regresar a su vivienda.
“Chacabuco ya había sufrido una inundación grave por tormentas, en agosto del año pasado, y habían resultado muy afectados los barrios de Las Palmeras, San Cayetano, Las Casuarinas y El Mojón. Cuando asumimos la gestión, el 10 de diciembre pasado, impulsamos un Plan Integral, que consistió en el cuneteo de calles y el reemplazo de varios caños de desagüe, y afortunadamente esos mismos barrios sortearon con éxito las lluvias de la semana pasada”, afirmó a Democracia Mario Ferraresi, subsecretario de Servicios Públicos del municipio chacabuquense.
“En diez meses de gobierno local logramos muchos avances, a pesar de que recibimos las maquinarias del Corralón Municipal en un estado deficitario”, agregó el funcionario, quien, sin embargo, reconoció que las tormentas del miércoles superaron holgadamente la capacidad de resistencia del sistema de drenaje de la ciudad.
“Nuestra localidad sufre los mismos problemas que otras ciudades. El sistema subterráneo de desagüe está preparado para recibir hasta 30 milímetros por hora y estamos hablando de que cayeron 70 milímetros en 40 minutos. Por supuesto que esta situación obedece a fenómenos de cambios climáticos, que no podemos controlar, pero sí podemos encontrar algunas soluciones parciales para cuidar a nuestra población”, explicó Ferraresi.
Por otro lado, el responsable del área de Servicios Públicos de Chacabuco recordó que el distrito atraviesa “serios inconvenientes financieros”, que le impiden proveerse de nuevas maquinarias y herramientas para agilizar los trabajos de mantenimiento.
“Junto con Chascomús, somos el municipio de la provincia de Buenos Aires que más dificultades económicas enfrenta en la actualidad”, afirmó Ferraresi, aunque aclaró que, de todos modos, el equipo de funcionarios realiza un “importante trabajo a conciencia” para cumplir con las metas establecidas por el intendente municipal, Víctor Aiola.
“Siempre decimos que somos funcionarios que estamos al servicio de los ciudadanos los siete días de la semana, las veinticuatro horas del día. El hecho de que hoy tengamos que lidiar con un presupuesto flaco y no tengamos capacidad de endeudamiento, nos obliga a redoblar los esfuerzos y ser más ingeniosos”, sostuvo Ferraresi.

Bocas libres de basura
El secretario de Evaluación y Gestión de Chacabuco, Maximiliano Felice, destacó el jueves pasado, tras una reunión de gabinete, el "gran trabajo en equipo" que se del municipio para hacer frente al temporal.
"Trabajamos y seguimos trabajando en coordinación para la asistencia a los vecinos, con todos los funcionarios municipales, Defensa Civil, Bomberos y Cruz Roja", detalló Felice.
Asimismo, el funcionario advirtió que desde el gobierno comunal están evaluando "las bocas de tormenta que no respondieron eficientemente" y recomendó a los residentes de la ciudad cooperar con el sector de servicios públicos, particularmente en lo que respecta a la recolección de residuos.
"Es cierto que hay problemas que son estructurales, como la presencia de tapones en la red troncal, para lo que vamos a contratar un camión desobstructor. Pero también pedimos a los vecinos que se guarden en bolsas todos los residuos, para evitar que colapsen los desagües", expresó Felice, al tiempo que precisó que "en total fueron destapadas unas 1200 bocas". Por su parte, Ferraresi se sumó al pedido. "Es necesario tomar conciencia, porque las consecuencias se ven en los días de lluvia", sentenció.

COMENTARIOS