Aplican la ordenanza para retirar caballos de la vía pública
BRAGADO

Aplican la ordenanza para retirar caballos de la vía pública

En conferencia de prensa, se anunció que comenzará la aplicación de la ordenanza que permite al municipio retirar los caballos de la vía pública. En el encuentro con los medios de comunicación estuvieron presentes el concejal Alexis Camús y el director de Agroindustria, Nicolás Fernández Llorente.

“Luego de un largo proceso, vamos a comenzar a trabajar para intentar retirar todos los caballos que estén en la vía pública. Hoy le queremos decir a nuestros vecinos que no queremos más caballos en la calle”, comenzó Camús. En un primer paso, se encargarán de los animales que estén sueltos y, después, seguirán por los que se encuentren mal ubicados. A su vez, aclaró que para que entre en vigencia la ordenanza que aprobó el Concejo Deliberante se necesita que una persona que retenga al equino, llevarlo a un lugar seguro, darle de comer y realizarle el análisis de anemia correspondiente. “Son todas tareas que costó coordinarlas para que en el momento que esté el caballo en la calle se pueda ir a buscar y sacarlo”, apuntó.

A su vez, Camus insistió que no existe “ninguna animosidad” con los dueños de los equinos, sino que se busca que no estén en la calle. “Hemos tenido diversos accidentes que no queremos que se vuelvan a repetir”, dijo. “Seguramente, de los errores vamos a ir aprendiendo; creemos que ya estamos en condiciones de comenzar con esta actividad”, reveló.

Más adelante, contó que el director de Protección Ciudadana, Fabio Foieri, será el encargado de coordinar las tareas. Además, expresó que para que la ordenanza sea una realidad fue fundamental el trabajo de Fernández Llorente, la concejal Daniela Monzón y los integrantes de los distintos bloques. Por último, manifestó que Foieri se encuentra trabajando en la identificación de los equinos para que, en caso de ser retirados por el municipio, puedan ser retirados por sus propietarios.

Por su parte, Fernández Llorente, señaló que se habilitarán dos líneas telefónicas para hacer las denuncias (911 y 541276), y que la policía retirará el animal junto a una persona que tiene la habilidad de poder tener el control del mismo. Y añadió que un veterinario les tomará las muestras de sangre para determinar sus condiciones sanitarias, y que se les dará agua y comida.

COMENTARIOS