Habrá paseos de artesanos y patio de comidas a cargo de las instituciones locales.
Habrá paseos de artesanos y patio de comidas a cargo de las instituciones locales.
FIN DE SEMANA DE FESTEJOS

Ascensión celebra su 130°aniversario con su festival más tradicional

“Ascensión vuelve a cantar” tendrá una nueva edición hoy y mañana. A su significado e importancia artísticas, se le suma la transcendencia de una nueva conmemoración por la fundación de la localidad.

El 1 de febrero de 1890 nació Ascensión, una localidad que ha sabido sentar las bases para forjar su propia historia, marcada por el arte y la tradición folclórica. Este año, en el que Ascensión cumple 130 años, su fecha de aniversario coincide con el Festival “Ascensión vuelve a Cantar”, un evento reconocido en la Provincia de Buenos Aires y a nivel nacional por su importancia cultural y musical.
Tal es así que hoy y mañana, Ascensión estará repleta de festejos que incluirán conmemoraciones, reconocimientos, shows artísticos locales y de excelencia nacional, de los que podrán disfrutar todos los vecinos del lugar y la región.
“Es la primera vez que se lleva adelante esta idea de juntar ambos eventos. Si bien las fechas coinciden, este año es más especial porque Ascensión cumple un aniversario de número cerrado y por eso decidimos juntar ambas cosas en un mismo festejo”, explicó a Democracia María Elisa Gilardoni, directora de Cultura de la Municipalidad de General Arenales.

La guía de festejos
La celebración comenzará hoy a partir de las 19 en La Vanguardia, el complejo agrícola al que llegaron los primeros pobladores de Ascensión. “Allí, autoridades y vecinos van a descubrir un cartel que se convertirá en una nueva referencia histórica y transformará a La Vanguardia en un sitio histórico municipal”, explicó Gilardoni.
Luego, habrá un desfile criollo con gauchos de Ascensión y la zona que terminará en la plaza Vicente López donde, a partir de las 20.30, se realizará el acto oficial. Además de inaugurarse placas en conmemoración al aniversario de la localidad, la intendenta Erica Revilla dará un discurso oficial.
Pero este acto tendrá un condimento cultural más que importante ya que allí se entonará el himno de Ascensión. La letra y la música de este himno fue escrita y compuesta por los vecinos de la localidad, por lo que va a ser declarado de interés cultural. La interpretación estará a cargo de Carlos Pimienta.
Pasado este momento, los festejos se trasladarán al Prado Español y, ya sobre el escenario Jorge Cafrune, comenzarán a desplegar su talento una larga lista de artistas locales y regionales: el taller de folclore del ECA, el grupo Desde el Alma, el ballet Los Mareados, La Otra Junta, Agrupación Folclórica El Acullico, Agrupación Folclórica El Arbolito, Los Diuka, Los Avileces, La Peña José Hernández, Rocío Godoy, Los del Tava, Bauti Zabaleta y Los Peñeros.


En último lugar, se presentará el grupo “Riendas Libres”, conformado por el reconocido Peteco Carabajal y sus hijos Martina y Homero, quienes harán bailar a todo el distrito. Nacido en Santiago del Estero, este trío con una trayectoria intachable y un conocido repertorio de zambas, gatos y chacareras, será el gran cierre de la noche.
Riendas Libres es un trío con lazos de familia. Peteco lidera este grupo junto a su hijo Homero, con quien comparte la composición de nuevas músicas, y la bombista y baterista Martina Ulrich. La palabra "Libres" indica que no hay atadura posible en una creación artística. Y las "Riendas" son el lazo familiar que los une.
“Después de 40 años voy a regresar al Festival de Ascensión”, recordó Peteco Carabajal en un video que se difundió a través de las redes sociales. El artista, como tantos otros, visitó Ascensión durante las primeras ediciones del festival en la década del ´70. Aquellos históricos momentos fueron los que hicieron trascender a la localidad de Ascensión como la “Capital del Arte” con sus recordados festivales “Por una Comunidad Feliz”, que reunieron a los más grandes artistas de aquel momento.
Mañana domingo, los festejos continuarán con “La Peña del Festival”, otra jornada que se llevará adelante en el Prado Español y que contará con las presentaciones de Raíces de mi Tierra, Los del Nogal, Charly Montaño, Seguidores del Atardecer, La 2020, Leo y los Consagrados y tendrá su cierre a cargo de la banda 2001.
En ambas jornadas, habrá patio de artesanos y puestos de comidas a cargo de las instituciones locales. Quienes estén interesados en comprar sillas para el Prado Español, podrán hacerlo hoy mismo, en el Festival, a partir de las 20. Costarán $50 y no tendrán numeración. Además, será libre el ingreso de bancos y reposeras para ubicarse dentro y fuera del predio.

La Capital del Arte
Los organizadores resaltan que el Festival de Ascensión pertenece a la comunidad, nació en el pueblo y con el pueblo y por ello no es un detalle menor que se festeje, por esta vez, junto al aniversario de la localidad. “Es un Festival que nació en este pueblo, fue súper reconocido, y por eso hay que seguir manteniéndolo, es necesario asistir y mantenerlo encendido”, destacaron.
“Queremos que todos estén presentes. Y nos gusta que todos traigan sus ideas y colaboren con este festival que es de todos. Los que no pudieron hacerlo desde la organización, ojalá puedan hacerlo con la asistencia”, agregaron.
El Festival comenzó a realizarse en la década de 1970 como un evento solidario y sus pioneros fueron, entre otros, Alberto Bergonzi, Ángel Merad, Andrés Giachello, Ovidio Cairoli, Juan Carlos Pastorino y Rodolfo Speratti, Luís Maranessi y Rolando Álvarez García.
En aquel entonces, el festival se llamaba“Por una Comunidad Feliz” y logró reunir a los más grandes artistas del momento. “Por ello cuando se habla de este festival, se conoce en todos lados”, mencionó María Elisa Gilardoni.
Y explicó: “En ese entonces los artistas tenían otra llegada. Lo organizaban las instituciones y era un festival solidario, los artistas además de dar sus shows daban talleres y otro tipo de actividades”, recordó Gilardoni sobre las primeras ediciones del festival.
Peteco Carabajal visitó Ascensión durante esa época y, por eso, muchos vecinos lo recuerdan y esperan. “Hay mucha gente que tiene una historia personal con él y lo está esperando. Hay vecinos que tienen hasta guitarras firmadas por los artistas que llegaban”, explicó.
Ascensión fue, además, un gran semillero de artistas. “La gente está recuperando esto de volver a sentirse la Capital del Arte. Este año, se trabajó mucho en el ECA y se puso en funcionamiento la Escuela de Estética”, mencionó la funcionaria. “Eso los llena de entusiasmo porque es un pueblo con una gran tradición artística. No solo con este festival, sino con otros eventos artísticos que de a poco se están comenzando a desarrollar y organizar durante el año”, finalizó.

COMENTARIOS