"Que nunca más haya que pedir justicia por vidas que no volverán"
ARENALES

"Que nunca más haya que pedir justicia por vidas que no volverán"

Familiares y amigos de Valeria Moravito escribieron una conmovedora carta que circuló en las redes sociales. Dieron a conocer la fecha de inicio del juicio oral`.

María Valeria Moravito tenía 35 años, era contadora pública y estaba en pareja desde hacía 12 años con Hugo Martínez. Ambos tenían una hija de dos años, Clarita Martínez, y Valeria cursaba un embarazo de 7 meses de gestación de una beba, cuyo nombre sería Inés.

El 2 de septiembre de 2016, aproximadamente a las 20.30, Valeria y su hija Clarita viajaban desde General Arenales hacia Arribeños en un automóvil Peugeot 207 Compact; ambas con cinturón de seguridad y la menor a en su sillita de viaje. En sentido contrario, desde Arribeños a General Arenales, circulaba una camioneta Ford F100, conducida por un hombre de 53 años, oriundo de Junín. El hombre las chocó de frente y ocasionó la muerte de todos los ocupantes del vehículo Peugeout: Valeria, Clarita y la beba en gestación. Testigos en el lugar retuvieron al conductor que pretendía darse a la fuga. Las pericias de alcoholemia realizadas posteriormente habrían arrojado un resultado de 1,6 de alcohol en sangre, un valor por encima de lo permitido.

A la fecha, el conductor de la camioneta se encuentra excarcelado tras considerar la jueza Marisa Muñoz Saggese que el juicio tramite como un Homicidio Culposo, en línea con la posición del abogado defensor Dario De Ciervo, y no un Homicidio Simple como lo había requerido la fiscal de la causa Vanina Lizaso. Tres años después, el próximo 13 de agosto, a partir de las 10, comenzará el el juicio oral en los tribunales de Junín y los familiares y amigos de Valeria escribieron una conmovedora carta que circuló en las redes sociales.

Por ellas

Ella era nuestra amiga, hermana, esposa, mamá y estaba a punto de serlo nuevamente, pero la imprudencia de un hombre alcoholizado hizo que todo lo que era, dejara de ser. Hoy después de 3 años, SÍ, después de 3 años, sale su juicio. Juicio que llevó todo este tiempo porque el responsable de su muerte no sólo no se hizo cargo en aquel momento, sino que usó todos los medios legales para retrasarlo y dilatarlo.
Esa tarde del 2 de septiembre, si no hubiese sido por personas que intervinieron, el responsable de este tragedia se hubiera ido del lugar de los hechos; dejándolas ahí tiradas; ella embarazada de 7 meses y su hijita de solo 2 añitos.

Sabemos que nada va a cambiar el daño que provocó ni devolver la vida a esos tres maravillosos seres; pero, dentro del dolor que nos acompaña todos los días, queremos y exigimos que el responsable; que aún sigue libre, cumpla su condena y con ello pague por su delito.
Hoy nuestro pedido es simple, es el pedido de todo aquel que perdió injustamente a alguien, es un pedido sencillo pero difícil de conseguir. Pedimos JUSTICIA, sólo eso. Que injusto es que tengamos que pedirla ¿no? Y más injusto aún es que sucedan estas cosas.

Queremos que esta carta se haga viral. Lo hacemos porque tenemos el apoyo incondicional de miles de personas que están cansadas de que sigan pasando estos actos injustos y que todo quede en el olvido. Si nos preguntan si creemos en la justicia queremos decir que SÍ. ¡Gracias a la fiscal de la causa por defenderlas!...por ser su voz este 13 de agosto a partir de las 10:00 horas en el juicio oral en los tribunales de Junín.
Si nos preguntan si la extrañamos decimos SÍ, pero nos faltan ellas. Si nos preguntan qué pretendemos con todo esto…hacer mucho ruido…que retumbe y que este ruido perfore para que nunca más dejen de escucharlo…que haga eco en cada uno de los que matan impunemente.

Necesitamos prudencia, responsabilidad, basta de víctimas, basta de familias destrozadas. Que cada uno pague sus deudas con la justicia y que el dolor no sea moneda corriente en la vida de los inocentes. Que nunca más haya que pedir justicia por vidas que no volverán.

COMENTARIOS