Catango, el lanzallamas.
Catango, el lanzallamas.
GENERAL ARENALES

Quema del Rey Momo y homenaje a Catango, el Lanzallamas del carnaval

Noche de alegría, color, música y mucha emoción el domingo 31 de marzo, en los carnavales de Arenales.

El domingo último, una multitud se acercó a la Plaza de General Arenales para vivir los Carnavales 2019.
En una noche muy especial, el evento carnestolendo contó con la presencia de las comparsas San Remo, Los Mismos de Siempre, La Gloriosa 62 y Unidos Do Samba de Lincoln. Las calles de General Arenales se inundaron de buen ritmo y baile.
La cantina estuvo a cargo de las Instituciones: Escuela Primaria N°1, Centro de estudiantes del ISGA, y los Clubes, Arenales y Belgrano, a los cuales la comuna agradeció por el gran trabajo que realizaron durante toda la noche, abasteciendo al público presente que se sumó a la noche de Carnaval.

Un momento muy particular se vivió durante la Quema del Rey Momo, por parte de la intendente municipal Erica Revilla, con el queridísimo “Catango”. Se hizo arder al Rey cuando finalizó las pasadas de las comparsas y batucadas.
Junto a la senadora provincial Ana Laura Geloso realizaron un merecido homenaje a Catango, en reconocimiento a su trayectoria y asistencia en los Carnavales y a los Bomberos Voluntarios de General Arenales que estuvieron presentes en la Quema del rey Momo, para que todos los vecinos la vivan como una verdadera Fiesta.
Cabe mencionar que los mejores disfraces fueron: Categoría menor, Isabella Giraudo Roncaron y categoría mayor, “Negrita” Malliarini
La noche culminó bailando junto a Leo y los Consagrados y Los Reyes de Cuarteto.

Homenaje

Uno de los personajes más queridos por la comunidad en los carnavales es Catango, el Lanzallamas.
En él va un reconocimiento a quienes hicieron posible estas fiestas carnestolendas, como abuela Ñata, que junto a Catango en las siestas, debajo de la Mora, bordaban las lentejuelas, porque ella decía que “si no se despegaban” y así es que hoy Cata conserva sus trajes intactos.
Los carnavales fueron parte de la vida de Cata, como así también la Macumba, el Barrio San Remo, los redoblantes, el fuego en el aire y ese brillo de lentejuelas que iluminaban y alegraban sus ojos.

COMENTARIOS