Una terapia con caballos para pacientes de todas las edades.
Una terapia con caballos para pacientes de todas las edades.
EN BUSCA DE UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA

Equinoterapia para adultos mayores, una nueva propuesta en Arenales

En diálogo con Democracia, el profesor de equitación y jinete de salto relató los beneficios de los caballos en personas de todas las edades y con diversas patologías. También aseguró que es una actividad recomendable para la tercera edad.

En los últimos años, cada vez más profesionales de la salud han sugerido a sus pacientes realizar equinoterapia en busca de beneficios difíciles de alcanzar con otro tipo de tratamientos. Personas con limitaciones físicas o cognitivas llevan adelante un trabajo con caballos para mejorar su calidad de vida y reforzar el aspecto comunicativo en los casos que le requieren.
Sebastián Basso es jinete de salto, profesor de equitación, y desde hace algunos años comenzó a dedicarse de lleno a la equinoterapia porque, asegura, “me da muchas satisfacciones, es un trabajo muy lindo”.
En diálogo con Democracia, Basso contó de qué manera se desarrolla esta actividad con caballos, cuáles son los fines y qué personas la realizan en los distritos de General Arenales y Leandro N. Alem, donde él trabaja.

- ¿Qué profesionales son los responsables de la equinoterapia?
- La equinoterapia es una actividad transdisciplinaria, esto quiere decir que se trabaja en grupos formados por profesionales de diferentes áreas, no actúa cada uno por separado, sino que entre todos aportamos los conocimientos inherentes a cada profesión y decidimos el trabajo que se hace con cada paciente. Tiene que haber un profesor de equitación, por el tema del manejo de los caballos y para saber sacar del animal los beneficios que necesitamos; una profesional de la salud por el tema de los problemas motrices; y otra de la educación y la psicología para los temas cognitivos. El grupo debería estar formado entonces por un profesor de equitación, un kinesiólogo y un psicólogo o psicopedagogo. Tenemos que cubrir todas las necesidades.

- ¿Pueden acercarse pacientes con problemas físicos y cognitivos?
- Hay pacientes que solo tienen problemas físicos y se puede prescindir del psicólogo pero lo bueno de esto es hacer un tratamiento integral, la mayoría de las patologías son combinadas: lo motriz y lo cognitivo, entonces tenemos que estar todos.Trabajamos con pacientes de todas las edades, inclusive se está trabajando con personas de la tercera edad, con los abuelos se hace un trabajo diferenciado porque, obviamente, no van a montar el caballo pero hay beneficios que se pueden obtener del contacto y la comunicación con el animal.

- ¿Qué beneficios tiene el caballo que otro animal no tiene?
- En cuanto a lo motriz, aprovechamos el patrón de movimiento del caballo, porque genera en la persona un movimiento similar al que tenemos cuando caminamos. Entonces, una persona que no camina, al montar el caballo, está haciendo un ejercicio importantísimo para la vida en general. Cuando una persona no camina se van atrofiando todas las funciones como respiración, la digestión, etcétera. Entonces para lo físico es muy beneficioso.El caballo es un animal muy perceptivo de por sí y está entrenado para responder a los comandos del jinete, por eso, en los pacientes con espectro autista, que tienen dificultades con la comunicación, el caballo es útil por lo comunicativo en lo gestual y con su mirada. Es bueno para el paciente con autismo dar una orden al animal, como por ejemplo llevarlo, y que este responda al comando. Se trabaja no solamente con discapacidades, también trabajamos el autoestima, en casos de situación de riesgo social, depresión o adicciones.

- ¿La terapia es permanente o hay un límite de sesiones estipulado?
- Depende de los casos, se hace un plan de trabajo y se plantean objetivos. Hay veces que cuando se llega a esos objetivos se termina, pero hay otros casos como lo son los de parálisis cerebral: los músculos están muy tensos y con la edad se ponen cada vez más tensos entonces se van perdiendo los movimientos y la apertura de las piernas, en estos casos es un tratamiento permanente porque estando montado al caballo se permite la apertura de las piernas y relajación de los músculos por la temperatura del animal. De esta manera se previene el progreso del problema. Tenemos casos de chicos que están muy bien, en vacaciones tal vez están uno o dos meses sin venir y cuando vuelven les cuesta muchísimo abrir las piernas para montar. Ahí se nota cómo la regularidad es necesaria.

- Respecto de las personas con problemas cognitivos, ¿Cuál es el trabajo?
- Es importante el contacto y la comunicación con el caballo, hay algo que se llama diálogo sónico:cuando una persona se pone tensa le transmite eso al otro, lo contagia. Nosotros trabajamos con eso y elegimos caballos más activos, con movimientos rápidos, para personas que lo necesitan, y caballos tranquilos para bajar el tono a otras. Estar cerca, acariciarlo, cepillarlo, es muy importante. En las personas con problemas cognitivos, que el caballo le responda, tener una respuesta, estimula la parte de la comunicación.

-¿De qué manera está entrenado el caballo para la equinoterapia?
-Los caballos se eligen ya adultos, buscamos que tengan naturalmente un temperamento tranquilo, eso depende de la raza y de la actividad para la cual el caballo fue entrenado. Un caballo con diez años es mejor, ya tiene el entrenamiento hecho y luego se hace el específico: hacemos algo similar a lo que se va a hacer con los pacientes en la pista, para que aprenda a tener paciencia, para que se acostumbre al material didáctico que se emplea como aros y pelotas. Una vez que se los prepara para esto ya no tienen otra actividad que no sea la equinoterapia.

- ¿En qué aspectos beneficia la terapia al adulto mayor sin patología?
- Surgió por el pedido de la directora del asilo de Arenales, ella veía la necesidad de una actividad diferente para lograr resultados que no sabía cómo obtener. Con los ancianos se trabaja la parte de la memoria, la concentración, depresión, el sentirse solos, de esta manera pueden estar en un ambiente lindo, trabajando en grupo, con una actividad vistosa, que llama mucho la atención y luego se focaliza para cada uno dependiendo los objetivos que nos planteemos.

- ¿En qué casos los beneficios llegan a ser realmente altos?
- En los casos que se nota mucho el beneficio de esta terapia es en los pacientes con parálisis cerebral. Ellos tienen una tensión exagerada de los músculos y se logra una relajación que no se puede lograr de otra manera: el calor del caballo, la paz que transmite con sus movimientos. La diferencia se nota mucho también en la parte cognitiva, chicos con trastornos del espectro autista logran una comunicación más fácil que estando en entorno de aula o consultorio, logramos hablar con chicos que no quieren hablar con nadie.La mayoría de los pacientes vienen indicados por médicos neurólogos o médicos clínicos y, de hecho, muchos piden informes para ver la evolución.

COMENTARIOS