GENERAL ARENALES

La jueza de faltas explicó los alcances de la nueva ley de tránsito

Fue derogado el decreto 40 en la provincia de Buenos Aires. Las multas se calculan en base al precio de un litro de nafta común. Preocupa los resultados de alcoholemia en jóvenes a la salida de pubs y confiterías.

La jueza municipal de faltas de General Arenales, doctora María Ester Bernardi, brindó detalles de la aplicación de la nueva ley de tránsito y otros aspectos que hacen a la función de este organismo.
Entre otras cosas explicó que "este año estamos trabajando con una nueva legislación debido a que por ley 13.927, se derogó el decreto 40, que regulaba el tema en la provincia de Buenos Aires y nos adherimos a la ley 24.449 que es la Ley Nacional de Tránsito. No varía mucho con respecto al decreto 40 y a la anterior 11.430 pero estaba un poco cuestionado en cuanto a la constitucio-nalidad del mismo".
En cuanto a las conductas que se tipifican, comentó que "no han variado pero se dio un incremento en el monto de las multas que se miden en unidades fijas. Cada unidad fija equivale al menor precio de un litro de nafta especial. Por eso se puede observar que en las sentencias no salen con un monto específico, sino que salen en unidades fijas".
Respecto a las infracciones de tránsito, dijo que "se refieren a los menores al volante y al casco, que si bien han disminuido, seguimos registrándolas. Además continuamos con el tema de alcoholemia y abordamos las infracciones a determinadas ordenanzas municipales con los horarios de las confiterías y los pubs, entre otras cosas".
Al referirse a las estadísticas de infracciones mencionó que "en el 2008 hubo un incremento importante con relación al 2007. Las faltas siguen siendo las mismas y hay mucho control en todo lo que se refiere a documentación por parte de la policía, entre otros aspectos".
La doctora Bernardi sostuvo que "se siguen haciendo controles de alcoholemia y las sanciones consisten en la inhabilitación del conductor por seis meses en la primera vez y una multa importante. El control es siempre el mismo y se desarrolla los fines de semana. No es que ha disminuido ni aumentó, sino que sigue siendo una problemática importante la alcoholemia en los jóvenes que se nota mucho a la salida de los pubs y las confiterías".
Sobre las reacciones de la gente ante una sanción señaló que "la mayor reticencia se da en el uso del casco y se ponen a la defensiva, diciendo que no lo usaban porque se lo olvidaron o iban cerca. En cuanto al tema de alcoholemia, asumen que iban alcoholizados al pasar un control policial y aceptan la sanción".
Por último, recomendó a todos los ciudadanos que "cumplan con las reglamentaciones vigentes y con respecto a la alcoholemia, pido que los padres controlen a sus hijos y que vean cómo llegan a sus viviendas. Y el consejo principal es que quien conduzca no tome porque la mayoría de los accidentes de tránsito se producen por negligencia o por estar alcoholizados, entre otras cosas. Apelamos a la conciencia de todos para evitar estos problemas".

COMENTARIOS