Aspecto de la firma del convenio provincial.
Aspecto de la firma del convenio provincial.
FLORENTINO AMEGHINO

El intendente Tellechea firmó el convenio “Escuelas a la obra”

En la provincia hay 752 escuelas en emergencia edilicia y unas 243 obras paralizadas, suspendidas o rescindidas, según afirmó la directora de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila.

El Municipio de Florentino Ameghino está incluído en el programa de mejoras en la infraestructura escolar que impulsa el gobierno provincial que dirige Axel Kicillof.
Días pasados, el intendente municipal Calixto Tellechea firmó el acuerdo con el Gobierno de la Provincia para la mejora de infraestructura escolar.
Tellechea concurrió al lanzamiento del programa "Escuelas a la Obra" que tiene como objetivo resolver situaciones y mantener en condiciones la infraestructura escolar en la provincia de Buenos Aires.
Participaron del acto, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, la directora general de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, el intendente local Calixto Tellechea y jefes comunales de la Provincia.

En emergencia

Según un relevamiento provincial, en territorio bonaerense hay 752 escuelas en emergencia edilicia: más de 200 mil estudiantes de primaria y secundaria en riesgo de sufrir un accidente en un aula, en el comedor o el pasillo. “Riesgo de inicio” es la calificación formal que el gobierno provincial determinó para estas escuelas con caños rotos, cables pelados, baños tapados y techos con filtraciones y goteras cada vez que llueve.
Faltan pocos días para que inicien las clases y, de las 15 mil escuelas públicas que hay en la provincia, esas 752 dependen de las obras que se concreten, para evitar tragedias como la de la escuela 49 de Moreno en 2018, donde la explosión de un caño de gas mató a la vicedirectora y a uno de los auxiliares de la escuela, Sandra Calamano y Rubén Rodríguez.
“La infraestructura escolar requiere de un nivel de inversión que no se sostuvo en el tiempo y que se agravó en los últimos años con un Estado retirado de los asuntos públicos”, señaló Agustina Vila, directora de Cultura y Educación bonaerense, al momento de poner en marcha este programa de emergencia a fines de enero.
En diciembre del 2017, la gobernadora María Eugenia Vidal disolvió la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), un organismo que existía hacía 23 años y se encargaba de monitorear, reparar, hacer ampliaciones y construir escuelas en la provincia de Buenos Aires.
Según Vila, una de las líneas de trabajo será “reactivar 243 obras que se encuentran paralizadas, suspendidas o rescindidas”. Dentro de esas escuelas, “varias se iniciaron en 2014 y 2015 con fondos nacionales” por lo que cada caso presenta distintas dificultades judiciales y administrativas. “Al quedar paralizadas dos o tres años hoy tienen importantes deterioros”, señaló la directora de educación de la provincia.

El programa

El programa Escuelas a la Obra tiene como objetivo remediar la situación edilicia de las escuelas que están en peligro de no iniciar el ciclo lectivo.
Desde la subsecretaría provincial de infraestructura escolar establecieron cuatro prioridades: reparación de techos y sanitarios, acceso al agua potable, instalación eléctrica y la red de gas. “Es un programa dinámico y progresivo”, afirmó Agustina Vila. En algunos distritos se pusieron en marcha las primeras obras. De acá al inicio de clases, en un mes, la pretensión es lograr “una infraestructura segura” y después continuar con las obras durante el año. Fisuras en los techos, baños desbordados por falta de sistemas cloacales y por las demoras en los camiones cisternas, paredes electrificadas y cables pelados al alcance de los chicos son algunos de los problemas con los que se enfrentan diariamente docentes y estudiantes de las escuelas bonaerenses, y que los directivos de las escuelas informaban a los consejos escolares de cada distrito, que dependen de las autoridades de la provincia, sin tener respuesta. “Con los consejos escolares sin recursos, era imposible actuar en el territorio. En estos años nos tuvimos que adaptar al ajuste que hubo en educación, al abandono que había”, señaló Silvia Almazán, secretaria general adjunta del sindicato de trabajadores de la educación de la Provincia de Buenos Aires (Suteba).
El programa tiene una inversión inicial de 800 millones de pesos para la refacción, construcción y monitoreo de la infraestructura escolar de toda la provincia. Parte de las obras, las relacionadas con trabajos de pintura y mantenimiento, están dentro del plan “Argentina unida por la educación y el trabajo”, que apunta a fomentar la economía social y para eso incorporará “12 mil cooperativistas en los diferentes municipios”, según afirmó la directora de educación. Por su parte, Almazán señaló que “lo más importante es que se trabaje en conjunto con todos los actores: los municipios, las autoridades de la Provincia y los miembros de cada comunidad escolar”.

COMENTARIOS