LA DISCUSION POR LA PARTICIPACION

Scioli aumentaría los fondos para los municipios

Forma parte de un proyecto de reforma impositiva que también contempla el polémico impuesto a los Ingresos Brutos

El gobierno de la Provincia tiene bajo análisis la aplicación de un aumento de la coparticipación de los recursos impositivos a los municipios. De hecho, la decisión de disponer esa mejora está tomada, aunque su efectiva concreción depende de otra medida que aún tiene formato de proyecto: la reforma fiscal que la administración de Daniel Scioli se propone llevar adelante con eje en el impuesto a los Ingresos Brutos.
El Poder Ejecutivo provincial «mantiene la decisión de aplicar una reforma impo-sitiva y, en ese marco, ya tiene resuelto disponer un aumento del porcentaje de los ingresos que se reparten con las comunas. Ese incremento se aplicará sobre los fondos ‘extras’ que se obtengan a partir de la reforma».
El gobierno provincial se propone así instrumentar una medida que coincide con el reclamo que vienen planteando desde hace unos meses los intendentes.
En efecto, la intención del Ejecutivo provincial de modificar el impuesto a los Ingresos Brutos, orientada a obtener una mayor recaudación por ese concepto, generó un planteo de los jefes comunales. Ellos pidieron que, sobre los ingresos extras que surgieren de la medida, se destine a los municipios un porcentaje de la recaudación superior al que actualmente se aplica.
La eventual diferencia entre la aspiración de los intendentes y las intenciones del gobierno de Scioli podría pasar por la dimensión de la mejora. Es que, para repartir entre las comunas el plus de recursos que genere la reforma impositiva, el Ejecutivo se propone elevar el índice de coparticipación en casi dos puntos, llevándolo del 16,14 por ciento al 18 por ciento, mientras que los jefes comunales habían planteado una mejora superior.

La reforma tributaria

La reforma tributaria de la que depende esa medida, en tanto, sigue en el freezer. Allí fue colocado el proyecto cuando comenzó a crecer la tensión social derivada del conflicto del campo, y en las primeras consultas con entidades empresarias surgieron rechazos a algunos aspectos de la iniciativa.
Pero la decisión de llevar a cabo la reforma impositiva «se mantiene intacta», indicaron en estos días fuentes calificadas del gobierno bonaerense, que señalaron que el proyecto de ley respectivo será enviado a la Legislatura «en cuanto se solucione, justamente, el conflicto del campo y se diluya la irritación social que ha derivado» de esa crisis.
Más aún, en el Gobierno esperan que dentro de pocas semanas, hacia fines de este mes, estén dadas las condiciones para avanzar con la reforma, hasta su instrumentación plena en poco tiempo más.
Concretamente, en la Gobernación se sostiene la intención -y la “esperanza”- para que la reforma se aplique en el arranque del segundo semestre del año.
Mientras tanto, en estas últimas semanas se hicieron significativos cambios al diseño reformista original y el proyecto definitivo ya está virtualmente concluido.
Asimismo, se hicieron nuevas consultas con entidades que nuclean a la industria y el comercio de la Provincia y con legisladores de ambas Cámaras.

COMENTARIOS