None
MINISTERIO DE SALUD

Razia de alcohol en la Costa

En lo que se conoce como “corredores nocturnos” de Pinamar y Villa Gesell, zonas cercanas a boliches, personal sanitario de la Provincia incautó más de 700 botellas a los adolescentes que tomaban alcohol en plena calle.

En lo que se conoce como “corredores nocturnos” de Pinamar y Villa Gesell, zonas cercanas a boliches, personal sanitario de la Provincia incautó más de 700 botellas a los adolescentes que tomaban alcohol en plena calle.
Es que durante la temporada, muchos jóvenes hacen “previas ambulantes” en esos corredores nocturnos, donde consiguen alcohol para tomar en veredas y calles mientras esperan ingresar al boliche.
“Con esta medida buscamos reducir las consecuencias del consumo de alcohol en los adolescentes, quienes entendieron la decisión como una forma de cuidarlos y accedieron a entregar las bebidas”, explicó el subsecretario de Adicciones del Ministerio de Salud bonaerense, Carlos Sanguinetti.
En ambos balnearios, además, se clausuraron tres bares, un boliche bailable y se le impidió conducir a 54 jóvenes sobre un total de 240 controles por alcoholemia positiva.
Con el secuestro de las 730 botellas a los jóvenes, según explicó el titular del ReBA, Juan Lauro, “se busca evitar varios riesgos como incidentes de tránsito, hechos de violencia e intoxicaciones por alcohol, sobre todo entre los menores de edad”.
Del mismo modo, en lo que va de enero se inspeccionaron, sólo en la Costa atlántica, unos 400 comercios de los cuales 60 fueron infraccionados, en su mayoría por permitir el ingreso de menores y venderles alcohol.
También durante el sábado y domingo se clausuraron tres bares, dos en Pinamar y uno en Mar del Plata, ambos por haberle vendido alcohol a menores de edad, y otro boliche bailable de Mar del Plata por el mismo motivo.
Asimismo, según se informó, se hicieron 240 determinaciones de alcoholemia y retuvieron 54 licencias por exceder el límite permitido.

COMENTARIOS