EN SALTO, C. DE ARECO Y C. SARMIENTO

Unifican el tratamiento de basura en el noreste

Desde el Gobierno de Buenos Aires impulsan la regionalización del tratamiento de los residuos sólidos urbanos en Salto, Carmen de Areco y Capitán Sarmiento para terminar con el problema de los basurales a cielo abierto en esa región.

Según se informó mediante un comunicado, la Directora del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Ana Corbi, se reunió con los intendentes de esas localidades para tratar la conformación de un consorcio regional para la disposición de residuos.
La creación del consorcio entre estos municipios posibilitará el cierre definitivo de por lo menos cuatros basurales a cielo abierto como así también su posterior saneamiento. La localidad de Arrecifes se sumará a está iniciativa de solución regional para los residuos sólidos urbanos.
Participaron del encuentro, los intendentes de Salto, Victorio Migliario, de Carmen de Areco, Marcelo Skansi, y de Capitán Sarmiento, Oscar Ostoich.
"La regionalización tiene que ver con hacer de el problema de los residuos, un tema que sea sustentable en el tiempo. La conformación del Consorcio es una paso muy importante, ya funciona un consorcio en los municipios de San Pedro, Baradero y Ramallo y este modelo podría convertirse en un modelo a replicar en el resto de la Provincia", dijo Ana Corbi.

Como lo dice la ley

La creación del Consorcio Regional que ya está en marcha en los municipios de San Pedro, Baradero y Ramallo fue aprobada por los concejos deliberantes de esos tres municipios y gestiona la creación de un relleno sanitario común, tal como lo establece la Ley 13.592 de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.
"Con esta iniciativa se concreta la regionalización, uno de los pilares de la Ley 13.592, de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos. Este principio supone repartir entre la mayor cantidad de Municipios los costos que demanda la gestión integral de los residuos para garantizar su adecuado tratamiento y disposición final", señaló Corbi.

COMENTARIOS