LOS ACUSAN DE TRAICIÓN

Piden la expulsión de los radicales massistas

La conducción de la Convención de la UCR bonaerense reclamó ayer la “expulsión” del partido de los dirigentes radicales que se aliaron al Frente Renovador de Sergio Massa.
Se trata de los legisladores Ricardo Jano, ex aliado de Leopoldo Moreau; la diputada provincial Valeria Arata y la senadora provincial Malena Baro, cercanas al intendente Mario Meoni; y Walter Carusso, Roberto Costa y Laura Esper, que responden al intendente Gustavo Posse.
“La Convención rechaza la debilidad y la traición de quienes habiendo sido electos en representación de la UCR, han dado el paso hacia el Frente Renovador. Solicitamos a nuestro Tribunal de Disciplina la inmediata expulsión de la nómina radical”, indicó la resolución de la mesa ejecutiva de cuerpo, que se reunió este martes.
Firmada por su presidente, el alfonsinista Daniel Molina, el documento -al que tuvo acceso NA- también rechazó “la permanente campaña de cooptación de dirigentes radicales por parte de Sergio Massa” y agregó que “quienes usan el partido con meros fines personales ya no forman parte del proyecto radical”.
“Estamos ante un fin de ciclo del kirchnerismo. Se avizoran tiempos de cambios y es necesaria la unidad partidaria, la claridad ideológica, y el firme compromiso de nuestros representantes en la construcción del Frente Progresista que será seguramente la opción del cambio en el año 2015”, agregó el texto en alusión a la voluntad de avanzar en acuerdos electorales con el socialismo y fuerzas afines.
Remarcó, al respecto, que “es imprescindible la formación de un interbloque con las fuerzas afines del Frente Progresista Cívico y Social” con el objetivo de “sostener y fortalecer el rumbo adoptado por el radicalismo bonaerense en la constitución de un amplio espacio conjunto con fuerzas afines”.

COMENTARIOS