EL PRO PREPARA EL DESEMBARCO BONAERENSE

Macri define si Vidal será su candidata

El dirigente porteño no cuenta con un armado que le brinde solidez a su candidatura presidencial para 2015.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, definirá en los próximos meses si su vice, María Eugenia Vidal, será candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires en 2015, pero tendrá que buscar un equilibrio con dirigentes provinciales como Jorge Macri, para evitar fricciones que afecten su proyecto nacional.
Si bien faltan dos años para los comicios nacionales, en el PRO saben que el armado en la provincia de Buenos Aires todavía es frágil y que de aquí a 2015 deberán recorrer el distrito con mucha frecuencia para consolidar su estructura, pues de ello depende en gran medida el proyecto presidencial de Macri.
Un funcionario de primera línea del Gobierno porteño indicó que, en este marco, la definición sobre la eventual candidatura de Vidal se tomará en los próximos meses y que, si bien la vicejefa de Gobierno prefiere quedarse en la Ciudad, no rechazará el desafío si Macri se lo pide.
De todas maneras, Vidal y dirigentes como el economista Carlos Melconian y el senador electo Diego Santilli ya tienen la instrucción de comenzar a “caminar la Provincia”, para mostrar la presencia del PRO en el distrito de mayor peso electoral.
Por otra parte, cada vez que Macri habla de su armado bonaerense menciona a todos estos dirigentes por igual, con lo que deja flotando en el aire la posibilidad de una interna que defina al candidato a gobernador.
En ese grupo no suele mencionar al intendente de Vicente López y presidente del PRO bonaerense, Jorge Macri, cuyas aspiraciones a ser gobernador fueron demostradas en más de una oportunidad.
Ahora, con el nombre de Vidal al tope de la lista de posibles candidatos, el entorno de Jorge Macri intenta mostrar que el intendente no pretende competir por la Gobernación.
“Con Melconian y María Eugenia ya tienen dos buenos candidatos. Tres son multitud”, indicó un vocero del titular del PRO bonaerense y, de esta manera, dejó entrever que sus aspiraciones de ser gobernador no están suspendidas, sino que su idea es participar en una interna que se reduzca a dos precandidatos y no más.
La lectura entre líneas permite vislumbrar un mensaje de Jorge Macri hacia el interior del partido, en momentos en que en el PRO busca asegurarse su lealtad a pesar de la cercanía que mantiene con los intendentes del Frente Renovador, incluido Sergio Massa. Y es que la disputa entre Macri y Massa por los dirigentes de la provincia de Buenos Aires también se presenta como fundamental para el proyecto presidencial del PRO.

COMENTARIOS