FUE APROBADA POR SENADORES

Dan media sanción a la ley de obesidad en la Provincia

El Senado bonaerense dio media sanción a dos proyectos de ley vinculados a la salud alimentaria.

El primero de ellos incorpora a la obesidad como una enfermedad en el sistema de salud de la Provincia, comprometiendo al Estado y al Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) para asignarle el carácter de política pública a la prevención y tratamiento de esa patología. En la misma sesión se aprobó otro proyecto, que establece que las personas que ejercen la profesión de modelos en la provincia de Buenos Aires deberán cumplir con el requisito de acreditar aptitud psicofísica mediante un certificado expedido por un centro de salud oficial.
El primero de los proyectos surgió de la unificación de dos iniciativas presentadas por Andrés Antedoménico (Coalición Cívica) y Stella Maris Prunotto (FpV), con el asesoramiento de especialistas como Alberto Cormillot y prevé la cobertura de la enfermedad por parte de las obras sociales y asociaciones de obras sociales del sistema provincial.
La iniciativa, que ahora deberá ser tratada en Diputados, prevé la inclusión del tratamiento y la prevención de la obesidad dentro del Plan Médico Obligatorio (PMO), tanto en niños como en adultos.
El tratamiento incluye la operación de by pass gástrico en los casos indicados por los médicos.
Alberto Cormillot, que participó como asesor de uno de los proyectos, destacó la importancia de la aprobación de normas provinciales que reconozcan a la obesidad como enfermedad, en el marco de una campaña que lleva adelante a través del programa «Cuestión de Peso».
El último miércoles, la Cámara de Senadores de la Nación había dado media sanción a un proyecto de ley en el mismo sentido.
La norma prevé que se implementen campañas informativas para la prevención -a cargo del Ministerio de Salud provincial- y cursos obligatorios de capacitación destinados al sistema hospitalario.

Requisito para modelar

Los senadores dieron, además, media sanción a otro proyecto referido a la salud alimentaria, que establece para las modelos que ejercen esa profesión en la Provincia el requisito de acreditar aptitud psicofísica a través de un examen médico preocupacional hecho por un centro de salud oficial.
También determina que los organizadores de eventos donde participen modelos -aún los que sean a beneficio- deberán pedir autorización para la participación de cada modelo ante la autoridad de aplicación presentando el examen médico, que se renovará cada seis meses.
El proyecto, que fue elaborado por el senador Manuel Lozano (PJ) dispone, a su vez, que en el momento de realizarse el examen, las modelos reciban una cartilla informativa sobre trastornos alimentarios como la bulimia y la anorexia.
Sobre el examen médico propiamente dicho, establece que «deberá tener en cuenta los parámetros de Indice de Masa Corporal (I.M.C.) considerados saludables por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) establecidos según estatura y peso».
En un último artículo establece que el organizador del evento deberá verificar antes del desfile que las o los modelos se encuentran dentro de los parámetros de IMC previstos.
El Senado bonaerense aprobó, además, hace un mes, un proyecto de ley del senador (FpV) Osvaldo Goicoechea que establece la obligatoriedad de que en todo desfile de moda no puedan incluirse personas cuya contextura física sea incompatible con los índices de buena aptitud física.
En su articulado establece que en todo espectáculo destinado a la muestra de indumentaria y accesorios de vestir, no podrán incluirse personas cuya contextura física sea incompatible con los índices que la Organización Mundial de la Salud determina como indicadores de buena aptitud física.
Para el cumplimiento de lo dispuesto, los modelos que luzcan dicha indumentaria deberán poseer los talles reales de las prendas a lucir, en consonancia con las medidas antropométricas de las normas ISO 3635/1981 - IRAM 75.302 equivalentes a las normas ISO 3637/1977.
En caso de incumplimiento se sancionará a los organizadores con una multa de hasta setenta y cinco sueldos mínimos de la Administración Publica Provincial y los fondos recaudados serán destinados a programas provinciales o municipales de lucha contra la Bulimia y Anorexia, establece el proyecto.

COMENTARIOS