Sensación

En declaraciones televisivas, el actual jefe comunal de Ezeiza reconoció que la inseguridad “no es una sensación” y recordó que él mismo fue víctima de delincuentes.
“Yo fui víctima de la inseguridad, tuve ladrones dentro de mi casa, eso no fue ninguna sensación”, rememoró.
El flamante ministro dijo que se sentía “muy cómodo como intendente”, tras 18 años de gestión. “En Ezeiza lanzamos hace 10 años el programa de seguridad”, afirmó, y consideró que será “lindo trabajar” con el resto de los intendentes.
Por otro lado, elogió a Ricardo Casal y evitó referirse a la polémica por la baja de la imputabilidad de los menores, avivada ayer por un proyecto que presentará el candidato kirchnerista a diputado, Martín Insaurralde.
En ese sentido, afirmó que esa problemática estará dentro de la órbita de Casal, en el nuevo ministerio de Justicia tras la decisión de Scioli de desdoblar el ministerio de Seguridad y Justicia.

COMENTARIOS