EL ASPECTO ECONÓMICO DE LA TRAGEDIA DEL TRÁNSITO

Detrás de cada accidente vial, un costo muy alto en salud e indemnizaciones

Se estima que en todo el país se pierden alrededor de 5 mil millones de dólares anuales por la inseguridad vial.

El drama humano es la cara más visible y dolorosa de la inseguridad vial, pero no la única. Los accidentes de tránsito también tienen su costo económico y en nuestro país se estima que se pierden alrededor de 5 mil millones de dólares por año por los accidentes de tránsito entre daños materiales, atención hospitalaria, indemnizaciones y jubilaciones por invalidez.
Si bien resulta muy difícil calcular con exactitud la magnitud de las pérdidas, dos estudios, realizados por la Asociación Civil Luchemos por la Vida y el Instituto de Seguridad y Educación Vial aportan cifras. El primero analiza el costo de los accidentes viales ocurridos durante 2011 en el país y lo ubica en el orden de los 5.000 millones de dólares. El segundo hace el mismo análisis y ubica los costos en 6.500 millones.
Uno de los renglones salientes entre los gastos directos provocados por los accidentes es el derivado de la atención de las víctimas. Se estima que por cada persona muerta en un accidente de tránsito son veinte las que deben ser hospitalizadas con cuadros de diversa gravedad.
La atención de estos pacientes implica un gasto prehospitalario (movilizar una ambulancia con su equipo integrado por médico, enfermero y chofer), una erogación que resulta menos fuerte que la propiamente hospitalaria: la atención en cada nosocomio, con internaciones que suelen oscilar entre los dos y tres meses. En muchos casos, esos tratamientos se prolongan en costosas rehabilitaciones cuyo costo se suma al tiempo de improductividad de la persona afectada.
“Hoy en La Plata estamos atendiendo 800 accidentes por mes, el 62% de los cuales involucra a motos. El costo que manejamos para el tratamiento de la emergencia es de 24.000 pesos por día, que es lo que cuesta mantener en la calle seis ambulancias. Pero resulta muy difícil determinar cuánto de ese gasto tiene que ver con accidentes de tránsito. De hecho, si existiera una campaña muy eficaz y los accidentes lograran reducirse, sería necesario, de todas maneras mantener esos equipos en la calle. Por lo tanto, el gasto más fuerte derivado de los accidentes no es el prehospitalario, sino el hospitalario propiamente dicho, dice Patricia Spinelli, directora de Emergencias Sanitarias del ministerio de Salud.
Desde Luchemos por la Vida estiman que de cada tres personas que sufren accidentes viales tres quedan con secuelas irreversibles. Cada año en la Argentina 16.000 personas quedan discapacitadas y 100.000 heridas como consecuencia de los accidentes viales y que eso le cuesta al sistema de salud alrededor de 1.500 millones de dólares por año.

Indemnizaciones


La misma entidad destaca otra faceta del impacto económico de los accidentes:la de las indemnizaciones cuyo monto anual ronda los 2.000 millones de dólares. Si bien menos del 5% de los accidentes viales llegan a juicio, hoy las causas derivadas de accidentes representan hasta el 30 de las causas que ocupan a la Justicia argentina. Fuentes vinculadas a aseguradoras locales, en tanto, indicaron que las indemnizaciones por cada muerte rondan los 300.000 pesos y ese costo se puede duplicar en los casos que se judicializan, mientras las indemnizaciones por lesiones pueden rondar entre los 20 y los 25.000 pesos.

COMENTARIOS