None
EN MEDIO DE LA CAMPAÑA ELECTORAL

El massismo sale a presionar por la renuncia de Moreno

“Sería un aporte clave para permitir un diálogo amplio”, dijeron.

Mientras la presidenta Cristina Kirchner ratificó su convocatoria al diálogo económico -con la reducción del impuesto a las Ganancias incluida-, el massismo salió ayer a marcar la cancha apuntando directamente contra Guillermo Moreno, el funcionario más emblemático del engranaje económico gubernamental.
De hecho, el Frente Renovador pidió directamente la renuncia del secretario de Comercio Interior. “Sería un aporte clave para permitir un diálogo constructivo y amplio tal cual lo convocara la presidenta de la Nación a los distintos sectores sociales”, aseguró el candidato a diputado nacional José Ignacio de Mendiguren.
El vicepresidente -en uso de licencia- de la Unión Industrial Argentina (UIA) hizo estas declaraciones en momentos en que la Presidenta relegó a Moreno de la ronda de diálogo iniciada la semana pasada en Santa Cruz y continuada ayer. Trascendió que Cristina Kirchner no quiere irritar a sus interlocutores.
Pero lo cierto es que cada vez que la continuidad de Moreno estuvo en duda, la Presidenta lo ratificó en su cargo. En el Frente Renovador massista no desconocen esta lógica kirchnerista, ni tampoco la que indica que cuanto más críticas recibe de la oposición y los medios, el secretario de Comercio gana respaldo presidencial.
Según pudo saber este medio, el massismo igualmente decidió pedir la renuncia de Moreno para marcar con claridad sus diferencias con el oficialismo en materia económica, ante la inminencia del anuncio oficial sobre la reducción del impuesto a las Ganancias -tal como finalmente ocurrió-, como reclamó el Frente Renovador en la campaña.
En este escenario, De Mendiguren dijo que “es el momento adecuado para que se concrete la rebaja del mínimo no imponible tal cual se viene planteando desde el espacio que conduce Sergio Massa” y señaló que la iniciativa “cuenta con el consentimiento de muchos de los sectores que concurrirían a la convocatoria de la Presidenta”.
Desde el equipo económico del massismo también habló Roberto Lavagna. El ex ministro de Economía salió a cuestionar la “improvisación” del Gobierno en torno a la deuda externa, luego de que la Presidenta anunciara una tercera apertura de los canjes.
“En un país donde existe un control de cambios nadie va a venir a cambiar voluntariamente”, advirtió.
Al poner bajo fuego a Moreno, el massismo comenzó a focalizar el segundo tramo de la campaña -luego de su victoria en las primarias- en el “desmanejo” de la economía que atribuye al Gobierno nacional. Lavagna graficó este pensamiento con una frase irónica: “Trataron a los jueces de Nueva York como a los intendentes del Conurbano”.

COMENTARIOS