None
PARITARIAS DOCENTES

Daniel Scioli aguarda un guiño de Cristina

El gobernador tiene 15 días para pedirle asistencia al Gobierno nacional.

Daniel Scioli puso el 15 de marzo como fecha límite para saber si el Gobierno nacional asistirá financieramente a la provincia de Buenos Aires para afrontar el aumento de sueldos de los empleados estatales.
Hasta ahora, el gobernador bonaerense no obtuvo ningún indicio kirchnerista de que podrá contar con la ayuda y espera hasta último momento para levantar el teléfono y hablar con la presidenta, Cristina Kirchner.
Scioli dejó en manos de su equipo económico las conversaciones con la cartera de Hacienda de la Nación, pero no obtuvo resultados. Por ello, al igual que el año pasado en pleno conflicto por el retraso de aguinaldos, Scioli hará el llamado final con el objetivo de que la propia Presidenta destrabe el envío de fondos.
El gobernador aún no intentó comunicarse con la mandataria. “Tiene quince días por delante para ver si responden desde el Ministerio de Economía y sino para el 15 de marzo, fecha en la que se liquidan los sueldos, debe comunicarse con ella”, reconocen en su equipo.
Mientras tanto, Scioli deberá resistir otra semana de paro de los gremios docentes luego del rechazo al aumento del 17,8% ofrecido por la administración bonaerense. Los docentes llamaron a un paro de 48 horas para el próximo lunes y martes y a una masiva movilización para el miércoles.
La titular de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini, sostuvo que “no hay comprensión por parte de los gobiernos para apuntalar la educación pública”.
Por su parte, el titular de Suteba, Roberto Baradel, criticó que “en la Provincia hay irresponsabilidad y desidia por parte del Gobierno, que no hace una propuesta integral que resuelva la crisis educativa”.
Scioli sabe que esta vez el kirchnerismo lo hará padecer aún más que el año pasado el no envío de fondos. Por ello, en la gobernación trabajan contrarreloj para estirar al máximo la oferta realizada esta semana y poder hacer una nueva oferta sin necesidad de recibir el auxilio de Nación. Pero los más optimistas creen que las arcas provinciales no podrían resistir un aumento superior al 19%, frente al 30% que reclaman los gremios. Al gobernador sólo le queda el llamado a Cristina Kirchner. “No nos pueden dejar sin ayuda porque esto es un boomerang”, se esperanzan en los despachos de La Plata.

COMENTARIOS