“Un aumento escalonado sería engañoso”

El rechazo de los gremios docentes a las ofertas de aumentos salariales escalonados (en tramos) tiene una “explicación técnica”. Así lo explicaron en la Federación de Educadores Bonaerenses (Feb), donde elaboraron un informe con el objetivo de que “se entienda” el incremento del sueldo inicial “impuesto por el gobierno nacional”, que ascendió a un 22 por ciento en tres tramos.
La Feb resalta que los tres aumentos se aplicarán sobre el salario inicial vigente, que es de 2.800 pesos.
Partiendo de esa base, la entidad gremial detalla que “el sueldo inicial a partir del cual se calcula el incremento es (siempre) el actual piso salarial para el cargo testigo (maestro de grado con un cargo y sin antigüedad), es decir, 2.800 pesos”, y reitera que “todos los porcentajes de incremento (en tres etapas) se calculan sobre ese monto”.
Luego, el informe especifica cómo se va realizando el cálculo y traduce los porcentajes a dinero contante y sonante.

El detalle

Dice que la primera etapa del aumento (marzo-agosto de 2013) contempla una mejora del 16 por ciento sobre los 2.800 pesos, lo que implica un incremento “real” de 448 pesos. Así, el mes que viene el sueldo inicial pasará a ser de 3.248 pesos.
Pero -como se dijo- el gremio hace notar que en la segunda etapa (septiembre-noviembre de 2013) el aumento del 3 por ciento pautado también se aplicará sobre el actual piso de 2.800 pesos “y no sobre los 3.248 pesos que quedarán conformados tras la primera suba”. Por lo tanto, el incremento “real” en este caso será de 84 pesos, elevando el salario a 3.332 pesos.
Lo mismo ocurrirá en la tercera etapa (diciembre-enero de 2014), cuando se aplicará el otro aumento del 3 por ciento para completar el 22 por ciento definitivo. Otra vez se tomarán como base los 2.800 pesos, por lo cual la suba “real” volverá a ser de 84 pesos, llevando el monto final a 3.416 pesos.

COMENTARIOS