None
“EL CONGRESO DEBATIRÍA LA PROPUESTA”

Analizan negociar con los bonistas que no entraron al canje de deuda

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, confirmó que la Argentina sugirió la posibilidad de debatir una segunda reapertura del canje de deuda en condiciones similares a la propuesta en 2010, como respuesta al dictamen del juez Thomas Griesa, que ordena el pago a holdouts de 1.330 millones de dólares al contado y en efectivo.
La propuesta fue plasmada en la presentación que realizó la noche del lunes la Argentina ante la Corte de Apelaciones de Nueva York, tras el fallo de Griesa, y Lorenzino la ratificó ayer en declaraciones formuladas a la radio porteña Continental.
“Decimos que la propuesta de Griesa es contraria al sentido común y las leyes argentinas y que una propuesta” similar al canje de 2010 “iría en línea con los antecedentes jurídicos de nuestro país y sería pasible de ser debatido en el Congreso”, señaló el titular del Palacio de Hacienda.
Griesa juzgó que la Argentina incumplió la cláusula de “pari passu” –tratamiento por igual a todos los acreedores– y la iniciativa de la Argentina apunta a volver a darle la misma oportunidad al 7% del total de acreedores que rechazó las propuestas de 2005 y 2010.
En ese sentido Lorenzino recordó que las condiciones habilitadas por el Congreso para la segunda etapa de la reestructuración de la deuda en 2010 –cuando se encontró un artilugio para abrir la “Ley Cerrojo”– “fue una propuesta en peores condiciones que la que tuvieron los bonistas que entraron en el canje en 2005”.
La Ley Cerrojo fue establecida por el exministro de Economía Roberto Lavagna para lograr una gran aceptación en el canje inicial de la deuda, puesto que había un artículo que especificaba que el Poder Ejecutivo no podía reabrirlo.
Sin embargo, fue abierto en 2010 con la suspensión de la norma y ahora podría volver a ocurrir.

COMENTARIOS