El diputado Maximiliano Abad planteó los objetivos para el radicalismo en el ámbito bonaerense.
El diputado Maximiliano Abad planteó los objetivos para el radicalismo en el ámbito bonaerense.
ENTREVISTA CON DEMOCRACIA

Maximiliano Abad: “El radicalismo debe construir su protagonismo”

El jefe del bloque de diputados provinciales por Juntos por el Cambio y aspirante a presidir el Comité Provincia de la UCR, Maximiliano Abad, afirmó en una entrevista con Democracia que trabajarán “por una UCR fuerte, unida y con vocación de poder”.

-En caso de asumir al frente del Comité Provincia, ¿cuáles serán los lineamientos prioritarios?
-Creo que el eje central es que el radicalismo sea un instrumento de modernización política y social, y para eso vamos a combinar nuestra tradición democrática con imaginación. Nuestra propuesta, nuestra visión de futuro contempla tres pactos: un pacto federal, que aspira al equilibrio territorial y a la autonomía municipal; un pacto productivo, con acento en la exportación, con el doble objetivo de generar divisas y diversificar el mercado interno; y un pacto social, revalorizando lo público en sinergia con la iniciativa privada, con la innovación. Debemos recuperar el país de la movilidad social ascendente. Y en términos partidarios vamos a trabajar por una Unión Cívica Radical fuerte, unida y con vocación de poder; por un partido político fortalecido con ideas, organización y nuevos liderazgos; por un partido de futuro; integrante de una coalición amplia con reglas de juego claras que se constituya en alternativa con proyectos.

-¿Cuál es la autocrítica por la última actuación electoral de Cambiemos? 
-Hay un elemento objetivo que es insoslayable destacar si miramos con perspectiva la política argentina del siglo XXI: a partir de la constitución de Cambiemos la democracia argentina consiguió la posibilidad de la alternancia en el poder, casi impensable antes de 2015. Ese fue el objetivo principal que se planteó el radicalismo en Gualeguaychú y fue alcanzado, incluso se mantiene luego de la derrota electoral de 2019. Analizando autocríticamente los años posteriores a la victoria electoral, considero que nuestra gestión de gobierno sufrió problemas macroeconómicos graves que tuvieron un impacto social importante. Esto obturó la posibilidad de ampliar la base electoral de nuestra coalición y provocó la reunificación del peronismo. Esta experiencia es la base sobre la cual el radicalismo debe construir su protagonismo dentro de Juntos por el Cambio. Creo que la UCR tiene todos los recursos humanos necesarios para convertirse en el eje convocante de la alianza y sumar cada vez más actores a un proyecto renovado que tenga vocación de volver al gobierno con un proyecto de desarrollo para la provincia y el país.

-¿El radicalismo tiene que presentar candidatos propios en las próximas elecciones? 
-En los municipios del interior provincial tenemos un partido muy activo, protagonista, que gobierna numerosas intendencias con gestiones de gobierno muy reconocidas. Y Junín no es la excepción, en el sentido de una rica historia, tradición y protagonismo partidarios. Nuestra coalición debe buscar la ampliación de la base electoral y definir reglas de juego claras. En ese sentido, las PASO son un recurso disponible para definir democráticamente perfiles y candidaturas. Si tenemos objetivos comunes, las PASO lejos de debilitar, pueden fortalecer la coalición. Como radicales buscaremos ser competitivos en todos los distritos. 

-¿Cree que el gobierno bonaerense está manejando adecuadamente la cuarentena?
-Por un lado, tenemos una situación completamente inédita e inesperada: la pandemia de Covid-19. Desde el inicio, como oposición fuimos responsables y solidarios con el gobierno provincial, que tuvo que tomar medidas muy duras. Es verdad que en términos sanitarios se tomaron medidas en un contexto de urgencias y necesidades, pero no coincido en el hecho de que la única solución planteada haya sido la cuarentena, liderando como provincia el discurso más restrictivo de todos. Además, existe un enfoque general del gobierno provincial sobre el que soy muy crítico, reproducido durante semanas por funcionarios de alta jerarquía, un discurso basado en el miedo. Porque los efectos del miedo sobre la sociedad son paralizantes y tienen connotaciones autoritarias. Podemos decir que la suspensión de las clases, el distanciamiento social, el cierre de miles de empresas y comercios son una triste novedad. Pero las actitudes soberbias, el rechazo del diálogo y la incapacidad para discutir futuro, definitivamente no. Lamentablemente, es una película que ya vimos. Los estados poseen dos tipos de capacidades: las infraestructurales y las despóticas. Las primeras cuidan, las segundas dañan. 

-¿El radicalismo se siente cómodo en Juntos por el Cambio?
-El radicalismo decidió democráticamente en Gualeguaychú primero, y en sucesivas convenciones nacionales en los últimos años, formar una coalición amplia, democrática, que incluye matices. Estoy convencido de que los radicales estamos donde tenemos que estar en el actual contexto histórico. No nos sentimos cercanos ni representados por las tendencias paternalistas y autoritarias que expresa el kirchnerismo, ni en su versión anterior ni en la actual.

COMENTARIOS