Hubo una fuerte suba antes de la cuarentena, pero después se estabilizó.
Hubo una fuerte suba antes de la cuarentena, pero después se estabilizó.
SEGÚN LO INFORMADO POR FARMACÉUTICOS

La venta de medicamentos cayó el 10% en la cuarentena

Desde el Colegio profesional estiman que se debe a razones económicas. "hoy hay un preocupante descontrol con las recetas, porque cada obra social tiene su sistema", indicaron.

Avanza la cuarentena y hay distintos indicadores que preocupan. Por ejemplo, en las farmacias observan que hay una baja en las ventas de un 10 por ciento promedio en medicamentos recetados desde que comenzó el aislamiento.
Desde el colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires creen que esa disminución “se debe a cuestiones económicas y no tanto a las restricciones de circulación que implica el aislamiento en sí, porque muchos profesionales expenden las recetas de manera remota, digital, para pacientes que ya conocen”, dijo Isabel Reinoso, presidenta de la entidad profesional.
Según una consultora, marzo fue una montaña rusa en materia de venta de medicamentos. Arrancó con una suba en la dispensa de un 500 por ciento, fundamentalmente por el stockeo de insumos antipandemia (alcohol en gel y otros higienizantes), analgésicos y vitaminas.
Pero desde el 20 de marzo, cuando comenzó la cuarentena obligatoria, en la etapa más restrictiva, las ventas cayeron.
“Marzo se transformó en julio”, describió Reinoso argumentando que este fenómeno se dio “por la demanda de los primeros días de ese mes. Parecía que se había adelantado el invierno”. Y agregó: “abril siguió en baja al igual que la última semana de marzo”.

Descontrol de recetas
Reinoso planteó que “hoy hay un preocupante descontrol con las recetas, porque cada obra social tiene su sistema, hay algunas mal realizadas, otras que no cumplen con los protocolos (por ejemplo para los psicofármacos), pero siempre tratamos de facilitar el acceso al medicamento, aunque implique un aumento del tiempo en la atención”.
Las recetas también están en la mira tras haber trascendido casos en la provincia de Buenos Aires donde médicos que tienen documentos de nacionalidades extranjeras no firman con su matrícula profesional y lo hacen con el número de DNU 260/2020, de emergencia sanitaria. Uno de los casos se dio en un hospital municipal de Marcos Paz.
Desde el colegio provincial de los farmacéuticos emitieron una resolución para que los matriculados no acepten las recetas que llevan en el sello la mención al decreto DNU 260. Hay otras inclusive que tienen el sello DNU 200/2020.
“Nosotros tenemos responsabilidades sanitarias, civiles y penales cuando dispensamos un medicamento. Hay que establecer que el profesional está habilitado para prescribirlo”, explicó Reinoso, titular del colegio de farmacéuticos bonaerense y de la Confederación Farmacéutica Argentina.
La profesional detalló que antes de la dispensa del medicamento “nos fijamos en un registro oficial para certificar que los médicos están habilitados para hacer la receta, y si queda alguna duda y resulta necesario también consultamos a los colegios profesionales distritales”.
Reinoso aclaró que “más allá de los problemas que podrían surgir con los médicos extranjeros, también hay que decir que hay profesionales argentinos que están sancionados y no podrían recetar".

COMENTARIOS