La oposición quiere que el Senado controle las prisiones domiciliarias
OBSERVATORIO DE LIBERADOS COVID-19

La oposición quiere que el Senado controle las prisiones domiciliarias

La propuesta fue presentada en un proyecto de ley ingresado en el Senado con la firma de Nidia Moirano. Se trata de la senadora que, junto a su par platense Juan Pablo Allan, firmó otra iniciativa para acelerar los procesos de enjuiciamiento de jueces y fiscales que otorguen las cuestionadas excarcelaciones.

Legisladores de Juntos por el Cambio proponen que en el Senado bonaerense se cree un "observatorio" para que se controle el otorgamiento de prisiones domiciliarias por parte de la Justicia en el marco de la pandemia de coronavirus, que en los últimos días quedaron en el centro de la polémica.

La propuesta fue presentada en un proyecto de ley ingresado en el Senado con la firma de Nidia Moirano, de la bancada opositora. Se trata de la senadora que, junto a su par platense Juan Pablo Allan, firmó otra iniciativa para acelerar los procesos de enjuiciamiento de jueces y fiscales que otorguen las cuestionadas excarcelaciones.

Moirano presentó un proyecto para limitar el otorgamiento de prisiones domiciliarias en medio de la pandemia de coronavirus y aseguró que "la pandemia no puede ser la excusa para otorgar este tipo de beneficios".

"Vemos con preocupación la liberación de presos condenados por delitos graves o que están con prisión preventiva, por eso buscamos dar certezas y establecer claramente en qué casos y en qué delitos dicho beneficio no se puede otorgar”, dijo la legisladora.

La iniciativa, busca que no puedan acceder al beneficio los imputados por homicidios dolosos simples y agravados; delitos contra la integridad sexual; secuestro extorsivo y delincuentes reincidentes, entre otros.

Para esto, la senadora pretende crear el "Observatorio de Liberados Covid-19" en el seno del Senado para hacer un control de quienes reciban la prisión domiciliaria con base a los informes recibidos de los jueces que concedan dicho beneficio.

En este sentido, el texto establece que podrán otorgarse a mayores de 65 años, presos con enfermedades respiratorias o cardiovasculares, pacientes oncológicos y trasplantados y embarazadas.

Además, agrega que dentro de esos grupos, el beneficio será otorgado únicamente a quienes hayan cumplido la mayoría de la condena -solo con dos años por cumplir o dos años para tener beneficios como libertad condicional o libertad asistida.

COMENTARIOS