“Queda claro que no es una deuda impagable”, sostuvo Costa
PROVINCIA DE BUENOS AIRES

“Queda claro que no es una deuda impagable”, sostuvo Costa

El senador de Juntos por el Cambio se expresó tras las declaraciones del gobernador, Axel Kicillof, que anunció que evitaría el default pagando los vencimientos de deuda con recursos propios ante la falta de adhesión del 75 por ciento de los bonistas a su oferta de postergación.

Tras las declaraciones del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, que anunció que evitaría el default pagando los vencimientos de deuda con recursos propios ante la falta de adhesión del 75 por ciento de los bonistas a su oferta de postergación, el senador bonaerense de Juntos por el Cambio, Roberto Costa aseguró que “con la movida quedó claro que no era una deuda impagable, como sostenían desde el Frente de Todos”. Además, sostuvo que tanto oficialismo como oposición tienen que trabajar en conjunto para la reestructuración de los próximos pagos”.

“Queda claro que no es una deuda impagable para los bonaerenses y que es afrontable por la provincia misma. Sé que se hizo todo lo posible, pero lamentablemente los bonistas no aceptaron la oferta, ahora hay que trabajar en conjunto en una reestructuración a futuro”, sostuvo el presidente del bloque de Juntos por el Cambio de la Cámara Alta bonaerense.

Costa remarcó que la Provincia necesita que “un trabajo serio de oficialismo y oposición para poder conseguir una reestructuración de los pagos de la deuda que quedan”, y una vez conseguido eso, “poder invertir en las cuestiones que necesita la provincia y pagar lo que se debe con tiempos y plazos más largos”.

Además, señaló que la búsqueda de extender los plazos del primer pago, no es el camino que hubiesen preferido desde la oposición: “Para nosotros se tendría que haber planteado el tema de otra manera. En vez de decir que no podemos hubiésemos dicho pagamos, acá es la plata, pero necesitamos tiempo para poder utilizarla en cosas que son prioritarias. Eso era distinto a decir que no se tenía la plata, pero cada uno tiene su forma de negociar y el gobernador es un economista por lo tanto sabe que significa no pagar la deuda o entrar en default”.

Cuestión de estado

Por otro lado, el legislador reconoció que no “había otra forma de pagar sin tomar más deuda”, aunque consideró que el problema no es pedir plata a acreedores sino para qué se usa. “Si esos ingresos se utilizan para el crecimiento económico, después se va a poder ir pagando, pero durante muchos años se endeudó a la provincia y al país para sostener una economía desequilibrada y en constante déficit”, añadió.

Para finalizar, Costa remarcó que “el tratamiento de la deuda es una cuestión de estado que supera a los gobiernos de turno”, al sostener que “cuando se solicita un préstamo no es por cuatro años, sino que se piensa en un futuro mayor”.

“La deuda no es algo de un solo gobierno, sino que tiene que ver con el anterior, el actual y los que vienen a futuro. Casi todos los países del mundo necesitan pedir prestado para poder invertir”, concluyó.

COMENTARIOS