En la puja por la deuda, los bonistas presionan a Kicillof para conseguir un pago parcial
POLÍTICA Y ECONOMÍA

En la puja por la deuda, los bonistas presionan a Kicillof para conseguir un pago parcial

Hay un planteo de acreedores para que la Provincia cancele parte del vencimiento de capital de 250 millones de dólares. De esa manera, evitaría el default.

A 48 horas del último plazo final para que digan si aceptan o no la oferta del gobierno de Axel Kicillof, un grupo de fondos de inversión y tenedores de bonos de la deuda bonaerense presentaron una contra oferta para que la Provincia cancele parte del vencimiento de capital de 250 millones de dólares y discutir luego un refinanciamiento del resto. De esa forma, dijeron, se evitaría que Buenos Aires entre en default, un escenario que podría ocurrir los primeros días de febrero.

En medio de las conversaciones que mantienen los estudios jurídicos que representan a los tenedores del bono BP21 con los equipos técnicos del ministro de Hacienda Pablo López, en las últimas horas los acreedores plantearon ese camino alternativo para destrabar una negociación compleja y difícil.

Según trascendió, los bonistas la presentaron como “una solución lo menos costosa posible" para las dos partes en la negociación. En concreto, sugieren a la Provincia pagar una parte del capital que venció el 26 de este mes y que en el gobierno de Kicillof quieren prorrogar para mayo. El objetivo, explican los acreedores, es “mantener la curva actual de los bonos” y que no se derrumbe el valor de los títulos, tal como ocurrió en las últimas jornadas en medio de la incertidumbre por la pulseada de la deuda bonaerense.

"El diálogo es permanente y hay propuestas en varios sentidos", dijeron este mediodía fuentes del Ministerio de Hacienda bonaerense. Cerca del gobernador Kicillof, fuera de micrófono hablaron sobre la oferta de los tenedores de deuda. "Entendemos que es una jugada de los bonistas para presionar", aseguraron.

El planteo se filtró esta mañana con el reloj de la negociación en cuenta regresiva. Los acreedores deben decir antes del viernes a las 13 horas si aceptan o no la propuesta que les hizo el lunes el gobierno bonaerense. En concreto, Kicillof ofertó pagar por adelantado los intereses del bono (unos 34 millones de dólares en total) si los bonistas aceptan prorrogar hasta el 1º de mayo el vencimiento de capital por 250 millones de dólares. Para conseguir que esa posibilidad se concrete, debe tener el aval de al menos el 75 de los tenedores.

Si la negociación fracasa, la Provincia estaría de cara a un posible proceso de cesación de pagos. Como se recordará, la Provincia viene diciendo que no pagará ese vencimiento de capital y que sólo cancelará intereses. Con todo, como publicó EL DÍA, en la Gobernación analizan variables para no caer en el default, al que ingresaría formalmente el próximo 5 de febrero.

COMENTARIOS