Según la fiscal, Navila Garay era explotada sexualmente por el detenido

Según la fiscal, Navila Garay era explotada sexualmente por el detenido

Así lo confirmó Daniela Bertoletti en base a testimonios de parientes de la víctima.

La fiscal que tiene a su cargo el femicidio de Navila Garay aseguró que la joven de 15 años y el principal sospechoso por el crimen, Néstor Garay, tenían un “trato frecuente” y esta situación era conocida por la familia de la adolescente que apareció enterrada con 17 mazazos en la cabeza en una casaquinta en Chascomus.

Además, la funcionaria Daniela Bertoletti, señaló, en base a testimonios de parientes de la víctima, que “Navila iba a la casa de (Néstor) Garay con fines sexuales requerida por él en términos abusivos”.

El testimonio de los testigos fue clave para reconstruir la relación que la víctima tenía con Garay y que por estas horas intentan establecer los investigadores. Si bien la familia de Navila sostuvo que la chica solo conocía al detenido porque solía ir a limpiar a su casa, la funcionaria remarcó que varias personas hablaron de un vínculo sexual en términos abusivos.

Al respecto, Bertoletti remarcó que el vínculo entre ambos no era un secreto para nadie. De hecho, el último mensaje de la adolescente fue “voy a lo de Lito y vuelvo”.

.La fiscal confirmó también la existencia de llamadas entre ambos y analiza ahora varias imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de esa ciudad en la que se ve el paso de la moto de Garay cuando presuntamente llevaba a la adolescente hacia la quinta donde la encontraron muerta. “No sé con qué excusa Garay la llevó”, manifestó la funcionaria, y añadió: “Tampoco sabemos si ya habían ido a esa casa antes”.

Navila Garay fue encontrada enterrada en esa casa donde el imputado trabajaba los fines de semana cortando el pasto. Navila había recibido 17 golpes en la cabeza con una maza que fue secuestrada en un galpón dentro de la vivienda, por lo que presumen que también fue la escena del crimen.

Si bien la fiscal no descarta la participación de una tercera persona en el crimen, aseguró que no le “resulta extraño” que el acusado “haya actuado solo”. “No creo que necesitara de otra persona para hacer la excavación”, expresó.

“El movil del crimen a esta altura importa poco”, sostuvo la funcionaria judicial. Sin embargo aclaró que todavía la investigación tiene mucho por profundizar sobre la presunta red de explotación infantil con la que vincularon a Garay, a un sobrino suyo y a su expareja, cuya casa fue allanada en las últimas horas.

COMENTARIOS