Emilce Ayala, la adolescente de 16 años fue golpeada primero y luego asesinada por su ex novio Luis Tobías Zuchelli.
Emilce Ayala, la adolescente de 16 años fue golpeada primero y luego asesinada por su ex novio Luis Tobías Zuchelli.
FEMICIDIO EN EL CONURBANO

La adolescente fue estrangulada y golpeada "con saña" por ex novio

El informe preliminar de la autopsia revela la mecánica del crimen cometido por un joven de 19 años, quien confesó su autoría al fiscal de la causa.

La adolescente de 16 años asesinada en Isidro Casanova por su ex novio murió por “asfixia por compresión mecánica del cuello”, realizada con “estrangulamiento manual”, y presentó lesiones en el rostro que indican que el femicida actuó “con saña”. Así lo indica un informe preliminar de la autopsia, informaron fuentes de la causa.
Se trata de Emilce Ayala, por cuyo crimen está detenido Luis Tobías Zuchelli (19), con quien había terminado una relación hacía dos meses, pero que ahora la fue a buscar al colegio para tratar de reconciliarse y la terminó matando en la casa de sus abuelos.
De acuerdo con el informe del médico, la chica murió de un “paro cardiorrespiratorio traumático debido a asfixia por compresión mecánica intrínseca del cuello (estrangulamiento manual)”.
Respecto de las heridas, la necropsia arrojó que se centran en la cabeza y el lado izquierdo del cuello, pero tienen un especial predominio en la cara: “Del aspecto y la distribución de las lesiones en el rostro, se desprende saña en la producción de la mismas y no se observan signos de defensa”.
El episodio ocurrió en una vivienda situada en Alvear al 1900, del barrio San Carlos, adonde viven los abuelos de Zuchelli. Según los dichos del propio joven a la Policía al ser detenido -que luego ratificó ante la Justicia-, pasadas las 17 pasó a buscar a su ex novia por el colegio con intenciones de hablar para tratar de recomponer la relación, a pesar de que ella ya tenía un vínculo con otro chico.

Golpes y asfixia
En base a la declaración posterior de la abuela del joven, Zuchelli y Ayala llegaron cerca de las 19 a su casa y fueron hacia una habitación en construcción que está en el fondo, donde el joven intentó durante varias horas, sin éxito, persuadir a su ex novia para reiniciar la relación.
En un momento, Zuchelli se puso más violento y le dijo que si no estaba con él, no iba a estar con nadie. Tras ello, la adolescente fue atacada a golpes, primero de puño y luego con un palo, que fue hallado en la escena el crimen y secuestrado como evidencia en la causa.
Finalmente, Ayala fue asfixiada manualmente. El agresor tapó el cuerpo con una frazada y fue hacia la parte delantera de la casa, donde despertó a su abuela y le dijo: “Me mandé una cagada con Emilse”. Luego el joven escapó de la casa a pie, mientras que su abuela llamó a la Policía y a una ambulancia tras constatar que Ayala estaba tendida sin moverse sobre un colchón con una sábana azul.
Al llegar a la vivienda, los médicos corroboraron que la adolescente ya no tenía signos vitales y que había sido víctima de una muerte violenta, por lo que se dio intervención al fiscal de Homicidios de La Matanza, Claudio Fornaro, que encabezó diversos operativos para hallar al femicida.
Sobre la madrugada, personal del Gabinete de Homicidios de la DDI de La Matanza y el fiscal localizaron al acusado cuando caminaba en estado de shock por la Ruta 3, en dirección a la estación de Isidro Casanova. El joven quedó detenido y posteriormente confesó el crimen al ser indagado.

COMENTARIOS