La Suprema Corte Bonaerense resolvió avalar ayer, en fallo divido, el ingreso de Sergio Torres al máximo tribunal provincial.
La Suprema Corte Bonaerense resolvió avalar ayer, en fallo divido, el ingreso de Sergio Torres al máximo tribunal provincial.
CAMBIOS EN LA JUSTICIA

La Suprema Corte avaló tomarle juramento al juez Sergio Torres

La Suprema Corte Bonaerense resolvió avalar ayer, en fallo divido, el ingreso de Sergio Torres al máximo tribunal provincial y dispuso tomarle juramento el próximo miércoles 29 de mayo.
El Senado bonaerense, el pasado mes de abril había aprobado el pliego para que el juez federal Torres ocupara la vacante abierta en 2016 en el máximo tribunal que originó la salida de Juan Carlos Hitters.
La aceptación al ingreso de Torres tuvo el voto positivo de los ministros Héctor Negri, Daniel Soria, Luis Genoud e Hilda Kogan, y los rechazos de Eduardo De Lázzari –presidente del cuerpo- y Eduardo Petiggiani.
Los primeros repararon en que fue desestimada la denuncia en la que se pedía investigar posibles irregularidades respecto del domicilio de Torres, en tanto que los segundos opinaron a favor de “verificar” que el flamante magistrado cumpla con el requisito de domicilio.
Torres está en la actualidad al frente del Juzgado Federal Nº 12, desde donde llevó adelante causas de enorme trascendencia, como la que investigó la represión dentro de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA) y el triple crimen de General Rodríguez vinculado al tráfico de efedrina.
Egresado de la Universidad de Buenos Aires, realizó una especialización en Derecho Penal y Criminología en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.
Su perfil fue uno de los aspectos destacados, ya que en la actual composición de la Suprema Corte no hay penalistas. Torres sumó 387 adhesiones provenientes de diversos ámbitos académicos, de la sociedad civil, de sectores judiciales, de entidades profesionales y religiosas.

COMENTARIOS