La autopista en la travesía urbana es construida bajo el sistema PPP.
La autopista en la travesía urbana es construida bajo el sistema PPP.
TRANSFORMACIÓN DE LA RUTA NACIONAL 7

Construyen cuatro kilómetros de autopista en la travesía urbana de Carmen de Areco

Así lo afirmaron desde Vialidad Nacional a Democracia. Se trata de un tramo, financiado con el sistema PPP, comprendido entre los cruces de rutas 31 y 51 donde se levantarán dos distribuidores. Además, informaron que se volverá a licitar la variante de Chacabuco.

En la zona urbana de Carmen de Areco comenzaron a construir cuatro kilómetros de autopista sobre la Ruta 7, entre los cruces con Ruta 31 y Ruta 51 donde además montarán los distribuidores, informaron desde Vialidad Nacional a Democracia.
En ese sector de la calzada nacional, el 24 de marzo y el 14 de este mes ocurrieron dos accidente viales en los que murieron 17 personas.
Si bien el proyecto principal de la autovía, entre San Andrés de Giles y Junín, se lleva a cabo con la inversión de Vialidad Nacional, esta obra en Areco se ejecuta bajo el financiamiento con Participación Público Privado (PPP) perteneciente al Corredor Vial C que, además prevé la transformación en ruta segura desde nuestra ciudad hacia Cuyo.
“En el marco de la Audiencia Pública que se realizó por los trabajos en Carmen de Areco, los vecinos plasmaron distintas observaciones. En consecuencia, se trabajó en un proyecto totalmente superador que dio respuesta a todos los pedidos de los ciudadanos” informó Ricardo Stoddar, gerente ejecutivo de Asuntos Jurídicos de VN.
“Incluso, posterior a esta audiencia, Vialidad ha mantenido reuniones mensuales con el intendente, concejales y vecinos, a fin de compartir con ellos los avances del nuevo proyecto, logrando así atender aspectos que ni siquiera se habían llegado a mencionar en la audiencia pública” sostuvo el funcionario.
Desde el 10 de junio de 2016, el Ministerio de Transporte tiene en marcha la construcción de 97 kilómetros de autopista sobre la calzada nacional, cuya importancia radica en que el corredor une las principales ciudades agrícolas del noroeste de la Provincia. Dos de los tres tramos en ejecución, se desarrollan desde Giles a Carmen de Areco y entre Chacabuco - Junín.


Entre nuestra ciudad y Chacabuco, ya se pavimentó cerca de un 90% de la doble vía nueva, y fue colocado el puente sobre el Río Salado situado en el kilómetro 234. Además, se montaron los tres distribuidores: la primera infraestructura se encuentra a la altura de la escuela rural (Chacabuco), la segunda en la entrada de O’Higgins y la tercera en La Agraria.
En el segundo trazado en marcha (Giles – Areco), además del continuo movimiento y compactación del suelo, se empezó a colocar brea y los distribuidores que conectarán con caminos rurales.
Solo continúa sin ejecutarse el trayecto entre Areco y Chacabuco, en el que hace varios años atrás se convirtió en “ruta segura”, con la ampliación y pavimentación de banquinas. Como en el plan original del año 1969 no estaba comprendida la doble vía paralela, se tuvo que proyectar desde cero, lo que demoró la adjudicación.
Consiste en la construcción de 8 distribuidores, puentes sobre A° Lamela y sobre A° Ranchos; demarcación horizontal, señalización vertical e iluminación de los intercambiadores mencionados.
“Este tramo fue licitado a mediados de 2016 y adjudicado a la UTE conformada por las empresas Homaq, Constructora 2 Arroyos y UCSA. Debido a dificultades económicas de la contratista, el proyecto se encuentra en proceso de recisión. Se estima que, para el tercer trimestre, el contrato se encuentre rescindido y se lleve a cabo la licitación del proyecto”, declaró Eduardo Plasencia, coordinador de Gestión de Vialidad Nacional.
Las empresas encargadas de hacer esos 70 kilómetros eran las mismas que estaban construyendo la variante de Chacabuco que se encuentra paralizada desde el 30 de diciembre de 2018.
“Si bien hoy nos encontramos frente a esta situación, la Ruta 7 siempre ha sido una prioridad para esta gestión. Prueba de ello es el avance que presenta la construcción de esta obra, que fue decretada de Interés Público Nacional en 2007 y, recién en 2014 el Gobierno anterior licitó los tres recorridos. Las obras nunca avanzaron a un ritmo acorde o no se iniciaron hasta el cambio de Gobierno en diciembre de 2015”, concluyó el coordinador.

Bypass de Chacabuco
La obra del bypass (bastante avanzada), de 23 kilómetros en Chacabuco, se encuentra paralizada desde diciembre del año pasado por problemas financieros en la Unidad Transitoria de Empresas (UTE), que demoró una parte del plan principal de 196 kilómetros.
El senador provincial, Agustín Máspoli afirmó que el Gobierno nacional tomó cartas en el asunto sobre el contrato a esas compañías (Arroyos SA, Homaq SA y UCSA), que además estaban contratadas para el tramo Carmen de Areco - Chacabuco.
Si bien en un principio se intentó negociar con las empresas contratistas actuales, desde Vialidad confirmaron a este diario que finalmente rescindirán los contratos y volverán a licitar, lo que representará una demora acorde a los trámites legales.
En agosto último habían comenzado a colocar el distribuidor, entre el kilómetro 196 y la Curva del Sol, ubicado en el trayecto dentro del campo expropiado, más precisamente en la estancia La Esperanza.
“Ahora estamos reclamando para que se reinicie la obra cuanto antes, pero desde Vialidad dicen que hay que respetar tiempos legales para dar de baja la UTE y poder volver a sacar la licitación ", señaló Ricardo González, integrante del grupo Autovía Ya.
Sobre los detalles técnicos, Juan Carlos Minchilli, de Vecinos Autoconvocados de Chacabuco, confirmó: “Va a haber cuatro nuevos carriles paralelos a la calzada original. Así quedaría la ruta vieja, como una circunvalación y a 200 metros la autopista”.
Y confirmó que se van a instalar cinco distribuidores. “Estarán ubicados en el kilómetro 196, dentro del campo La Esperanza, en la Curva del Sol, en el cruce con las vías del Ferrocarril San Martín y sobre el kilómetro 219”, explicó.

Variante de Giles
Actualmente, avanzan a todo ritmo los trabajos en la variante de San Andrés de Giles, dentro de un campo expropiado, donde ya realizan las tareas finales.
Se trata de un “bypass” de 8 kilómetros, transformado en autovía semi-urbana, que nace en el km 98 (donde comienza hoy, la autopista) y se acopla a la traza original en el 106, que rodea el casco urbano de esa ciudad, hacia Areco.
Desde el Ministerio de Transporte, informaron que ahora se están colocando las capas finales de asfalto y las barandas de seguridad. Además, en las próximas semanas iniciarán con las tareas de demarcación en la calzada.
Con el objetivo de evitar que el tránsito atraviese esa localidad, este nuevo recorrido cuenta con tres distribuidores y un cruce de alto nivel sobre la RP 41, zona crítica por el alto índice de accidentes viales que conecta con las rutas nacionales 3, 205, 5, 7, 8 y 9.

COMENTARIOS