Los trabajos en la variante, paralizados.
Los trabajos en la variante, paralizados.
POR PROBLEMAS FINANCIEROS DE LAS CONSTRUCTORAS

Vuelven a licitar la variante Chacabuco y el tramo entre esa ciudad y Carmen de Areco

El viernes hubo una reunión entre los Vecinos Autoconvocados y legisladores. Informaron que rescindirán el contrato con la actual UTE, conformada por las empresas Arroyos SA, Homaq SA y UCSA, que eran las encargadas de realizar la construcción del bypass de 23 km.

En una reunión reciente, el senador provincial, Agustín Máspoli fue uno de los encargados de transmitirles a los Vecinos Autoconvocados el estado de la variante de Chacabuco, obra que se encuentra paralizada desde diciembre de 2018, perteneciente al proyecto de la autopista de Ruta 7, entre Junín y San Andrés de Giles.
El legislador afirmó que el Gobierno nacional tomó la decisión de rescindir el contrato con la Unidad Transitoria de Empresas (UTE), conformada por las firmas Arroyos SA, Homaq SA y UCSA, que estaban contratadas para realizar la construcción del bypass de 23 kilómetros y el tramo Carmen de Areco - Chacabuco.
Tras declarar problemas económicos, el año pasado Vialidad Nacional les había dado un tiempo para adecuar recursos y resolver la situación con distintas alternativas, pero no fue suficiente para destrabar el conflicto. En ese momento, “Máspoli había afirmado que Vialidad no tenía deuda con las empresas, y que estaban con todos los certificados al día”.
En el encuentro del viernes, el senador confirmó que los trabajos se volverán a licitar, mientras que las dos obras fundamentales para la terminación de la autopista, quedarán paralizadas. “Volverán a construirse una vez realizado el proceso de llamado a licitación, luego de la apertura de sobres, y adjudicación de las nuevas compañías”, destacó.
Desde los Vecinos Autoconvocados informaron que van a pedir el uso de la banca abierta en el Concejo Deliberante para hacer público lo que “está pasando sobre la paralización de la variante, y que el llamado a licitación se hará de inmediato”.


23 kilómetros de variante
La “variante Chacabuco” es un trayecto de 23 kilómetros, que está bastante avanzado, entre Coliqueo, la Curva del Sol, desde donde continúa por detrás del Aeródromo local hacia el kilómetro 196 de la Ruta 7, sector en que se une con el tramo original en sentido Carmen de Areco.
El intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, afirmó que el dinero y la decisión política están. “Si hubo un retraso es por un problema entre las empresas. Esto puede retrasar un poco la continuidad de la obra, pero no la paralización”.
En agosto habían comenzado a colocar el distribuidor en ese bypass, entre el kilómetro 196 y la Curva del Sol, ubicado en el trayecto dentro del campo expropiado, más precisamente en la estancia La Esperanza.
“Desde el kilómetro 219 hasta lo que llamamos la Curva del Sol, donde se une con la Ruta 30 y la Ruta 191, va a haber cuatro nuevos carriles paralelos a la calzada original. Así quedaría la ruta vieja, como una circunvalación y a 200 metros la autopista”, declaró Juan Carlos Minchilli, un vecino autoconvocado.

Avances entre Junín y Chacabuco
A más de dos años de aquel 10 de junio de 2016, momento en que comenzó a construirse la autopista de Ruta 7, en octubre último comenzaba a gestarse el paso final: la pavimentación de la doble vía paralela al tramo original desde Chacabuco a Junín que ya se observa hasta la entrada de O’Higgins.
En una recorrida realizada por Democracia, se puede apreciar en un buen avance la construcción de la calle colectora dentro del partido de nuestra ciudad, entre la Clínica de Rehabilitación y el Junín Golf Club.
Se trata de una vía paralela a la Ruta 7, ubicada sobre mano derecha en sentido Chacabuco – nuestra ciudad, donde las máquinas se encuentran moviendo y compactando la tierra.
En ese marco, cabe destacar que ya se colocaron los cuatro tramos en el armado del puente sobre el Río Salado, el cual está situado entre la localidad de O´Higgins y el paraje La Agraria.
Además, fueron montados los tres distribuidores: la primera infraestructura se encuentra a la altura de la escuela rural, en la entrada de O’Higgins está colocada la segunda y en La Agraria, la tercera.

Areco – Chacabuco
Actualmente, están en construcción los tramos Chacabuco – Junín y San Andrés de Giles – Carmen de Areco (40 kilómetros) donde, además del continuo movimiento y compactación del suelo, se empezó a colocar brea y los distribuidores que conectarán con caminos rurales.
Solo continúa sin ejecutar el trayecto entre Areco y Chacabuco, que si bien ya estaba licitado y en proceso de mensura, en el plan original del año 1969 no estaba comprendido. Las empresas encargadas de hacer esos 70 kilómetros, eran las mismas que estaban construyendo la variante.
Como destacó Máspoli, ahora los contratos fueron rescindidos, por lo que se deberá aguardar un tiempo más hasta que se adjudiquen las nuevas firmas.
La obra consiste en obras de arte menores y ampliaciones de obras de arte existentes; construcción de distribuidores (8), construcción de puente sobre A° Lamela y sobre A° Ranchos; demarcación horizontal, señalización vertical e iluminación de los intercambiadores mencionados.
“Tienen que limpiar unos canales madres que nunca se limpiaron desde que se hicieron hace 30 años, que van para el Río Salto y el Salado”, había explicado Minchilli a Democracia (Vecinos Autoconvocados).

Bypass de Giles
Dentro del partido de San Andrés de Giles, están ultimando detalles de pavimentación en los distribuidores y la variante que nace en el kilómetro 98 (donde comienza hoy, la autovía) y se une a la traza original en el kilómetro 106.
Con el objetivo de evitar que el tránsito atraviese el ejido urbano de esa ciudad, este nuevo recorrido contará con tres distribuidores y un cruce de alto nivel sobre la RP 41, zona crítica por el alto índice de accidentes viales que conecta con las rutas nacionales 3, 205, 5, 7, 8 y 9.
En este sentido, desde Vialidad habían indicado que es el primer tramo a inaugurar, el mes que viene.

COMENTARIOS