La caída de ingresos y la falta de créditos derrumbó la venta de inmuebles.
La caída de ingresos y la falta de créditos derrumbó la venta de inmuebles.
ESTADÍSTICAS DEL COLEGIO DE ESCRIBANOS BONAERENSE

En enero cayó 54,7% la venta de inmuebles en la Provincia

La principal causa de la crisis es la parálisis del crédito, porque en el primer mes del año se registraron solo 250 hipotecas.

La compraventa de propiedades en la provincia de Buenos Aires se derrumbó en enero un 54,7%, en relación a igual mes de 2018, según informó el Colegio de Escribanos bonaerense. La entidad profesional precisó que en enero último se concretaron 3.160 operaciones, frente a las 6.973 del mismo mes de 2018.
En cuanto a la cantidad de hipotecas, en enero pasado se registró un 92,3% menos que el mismo mes de 2018. En total hubo solo 250 contra 730 del año pasado, lo que señala una paralización casi total de los créditos hipotecarios.
La suba del dólar y ahora la recesión golpean fuerte al mercado inmobiliario bonaerense desde la segunda mitad del año pasado. Especialmente a las ventas realizadas a través de préstamos hipotecarios.
Mientras en marzo de 2018 las ventas con hipotecas representaban el 43,9% del total de transacciones, el mes pasado solo representaron el 7,9%.

Situación complicada
Para Marcelo Babenco, presidente de la Cámara Inmobiliaria de la provincia de Buenos Aires, “llegamos a enero de 2019 con muy poca venta, sin créditos demandados y una situación económica complicada donde los precios y tarifas suben por el ascensor y los salarios por la escalera”.
“Habrá que esperar que se recompongan los salarios con las paritarias y los valores de los inmuebles sigan en los precios actuales para que el crédito sirva”, agregó. Para Babenco, el panorama inmobiliario se revertirá en el segundo semestre” de este año.
“El que tenía dinero propio para hacer una inversión inmobiliaria, en los últimos 6 meses apostó a bonos, plazos fijos, Leliq, etcétera como especulación de las altas tasas... y se olvidó del ladrillo. Salvo los que por necesidad precisas una vivienda o por recambio han efectuado operaciones”, expresó el titular de la Cámara Inmobiliaria provincial.

Los créditos UVA
Los créditos UVA (Unidad de Valor Adquisitiva) fueron la gran apuesta del gobierno para mover el crédito inmobiliario destinado a la clase media. El mes de marzo del año pasado representó el punto más alto en las ventas con hipotecas bancarias desde la salida de la convertibilidad.
El boom de los préstamos hipotecarios en UVA lanzados en 2016, provocó un sostenido dinamismo de la actividad inmobiliaria en la Provincia. Pero la crisis cambiaria iniciada en abril de 2018 y su efecto recesivo, enfriaron la toma de los créditos destinados a la compra de viviendas.
La baja en las ventas llegó un poco más tarde. El primer indicio lo dio julio con un descenso interanual del 9%. En agosto en cambio, las ventas comenzaron a descender por el tobogán de la crisis económica. Y la caída se consolidó en los meses de septiembre (-30,5%) y octubre (-27,3%).
En diciembre pasado la caída de las compraventas en la Provincia fue de 27,44%. Y en el acumulado del año 2018, alcanzó un descenso de solo 6,8%. Sobre todo, por el boom inmobiliario del primer cuatrimestre del año pasado.
Pero en consonancia con otros números que está difundiendo el INDEC (caída de la industria, el consumo, la construcción, etcétera) la actividad inmobiliaria en enero se deslizó por un auténtico tobogán.

COMENTARIOS