Un nene de Berisso fue internado y se encuentra en observación por posible caso de hantavirus
EN EL HOSPITAL DE NIÑOS DE LA PLATA

Un nene de Berisso fue internado y se encuentra en observación por posible caso de hantavirus

Un nene de diez años, oriundo de Berisso, fue internado en las últimas horas en el Hospital de Niños Sor María Ludovica, con un cuadro de malestar general que, según confirmaron fuentes de la Secretaría de Salud de Berisso, presenta similitudes con los síntomas que exteriorizan las personas contagiadas con hantavirus.
Se trata de un cuadro que se compone de un malestar similar al de un estado gripal, dolor en las articulaciones y músculos y fiebre. Como se viene informando, esta sintomatología es la que experimentan las personas que han comenzado a incubar el virus transmitido por los roedores conocidos como colilargos. Si bien desde la cartera de salud local reconocieron que los síntomas y el lugar de residencia del menor de edad fueron claves para que los médicos activaran el protocolo para tratar esta enfermedad, en la misma línea especificaron que se deben aguardar los resultados de los análisis.
De todas maneras, ante la sospecha de que pudiera tratarse de un caso de hantavirus se puso al pequeño bajo observación de especialistas quienes siguen su evolución mientras se aguardan los resultados de los estudios que se le practicaron.
"Por lo pronto, el niño está bajo observación y se sospecha que se pueda tratar de hantavirus.
De todas maneras, tras ingresar al hospital, el menor experimentó una mejoría en su salud y se encuentra alimentándose" precisaron fuentes.
También confirmaron que "en ningún momento el pequeño requirió asistencia respiratoria o traslado a la zona de terapia intensiva".
Por estas horas, además de los resultados de los exámenes médicos, también se intentaba establecer en qué lugar el pequeño pudo haber entrado en contacto con las heces o la orina de estos animales.


En el caso de que se confirme el contagio del menor, que vive en el barrio Santa Teresita, además de ser el segundo de dicha localidad, se tratará de un nuevo caso autóctono de hantavirus ya que, según confirmaron autoridades de Berisso, el menor no realizó ningún viaje en el corto plazo.
Hace menos de una semana, un hombre de 40 años, vecino de la zona de Villa Arguello, debió ser internado en el hospital San Martín luego de que se confirmara su contagio. Hasta el momento, el paciente permanece en terapia intensiva luchando por su vida. Con respecto a este caso, se cree que se contagió cuando realizaba unas tareas de limpieza en un galpón.
En tanto, el director de Epidemiología de la provincia de Buenos Aires, Iván Insúa, informó que el esposo y el hijo de Thaiz Pérez, la mujer de 34 años oriunda de Castelli que murió por hantavirus, "se encuentran afebriles", lo que consideró que "es un muy buen signo".
Un joven de la ciudad de Lobos se encuentra internado por hantavirus en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital de ese municipio, y ya son siete los casos confirmados en la provincia de Buenos Aires. Pablo, el esposo de Thais, y su hijo de tres años fueron internados en terapia intensiva en el hospital San Martín de La Plata y en el Garrahan de la ciudad de Buenos Aires, respectivamente, por presentar síntomas compatibles con hantavirus.
Pérez, que era hija de un médico y concejal de Castelli, falleció el sábado mientras se encontraba internada en un sanatorio privado de la capital bonaerense.
"El hecho de que tengan síntomas compatibles con los del hantavirus los coloca como casos sospechosos porque el grupo familiar estuvo en el predio en el que encontramos roedores que trasmiten el virus", explicó Insúa en declaraciones.
El funcionario expuso que en las próximas horas recibirán los análisis del Instituto Malbrán que confirmarán o no si se trata de esa enfermedad y aseguró que tanto el adulto como el niño "están afebriles", lo que consideró "es un muy buen signo", aunque "hay que esperar a ver cómo evolucionan".
Insúa dijo además que el pintor de Berisso internado también con hantavirus en el hospital San Martín "está bajo observación en terapia intensiva, sin cambios" y que continúa "en un estado reservado con un cuadro respiratorio grave". "El problema es cardiopulmonar, por lo que en terapia intensiva se busca compensar toda esa situación porque no hay un tratamiento específico para el hantavirus", subrayó.
El funcionario destacó que la cepa que circula en la provincia de Buenos Aires es la Lechiguana, y que "el contagio es de roedor a persona y no de persona a persona, como en Epuyen", Chubut, donde se registró un brote a inicios de diciembre con 11 muertos y 29 casos reportados como positivos.

COMENTARIOS