La Plata: la pareja de la odontóloga se quitó la vida y ella sigue sin aparecer

La Plata: la pareja de la odontóloga se quitó la vida y ella sigue sin aparecer

El hombre que llevaba una doble vida, identificado como Abel Casimiro Ocampo, estaba citado a declarar el sábado, pero no lo hizo.

El hombre que era pareja de Gissella Solís Calle, una odontóloga de 47 años que permanece desaparecida en la ciudad de La Plata desde hace seis días, se quitó la vida de un disparo en la cabeza en una habitación de hotel de la capital bonaerense.

Así lo confirmó esta mañana un sobrino de la mujer, llamado Sebastián, quien dijo que la familia fue notificada de la preocupante novedad.

El hombre, llamado Abel Casimiro Ocampo, un ex combatiente de Malvinas de 55 años, se efectuó un disparo en la cabeza en un hotel situado en 49, entre 14 y 15, de esta ciudad y fue llevado al Hospital San Martín, donde finalmente murió cerca de las 3:00 de la madrugada de este lunes.

En la habitación en la que fue encontrado se halló una carabina calibre 22, un cuchillo y la citación judicial para que se presente a declarar en torno a la desaparición de su pareja, además de un pasaje de ómnibus a la localidad de Lobería, entre otros objetos.

Solís Calle desapareció el martes y según Sebastián, Casimiro fue observado por un vecino cuando salía de la casa de la mujer el día miércoles.

Fue el propio joven, que ante la ausencia de su tía, se presentó en su casa y se encontró con un panorama que describió como extraño el miércoles último.

"Había dos copas con el vino pegado, como si dos personas hubieran cenado. Mi tía no termina de cenar y ya está lavando los platos. Todo era muy raro", explicó el joven.

Según indicó otro familiar, se encontraron el documento y otros objetos personales de la mujer, aunque llamó la atención la ausencia de su celular.

También, en ese momento, alertó a los allegados a la odontóloga la reticencia a declarar ante la Policía de Casimiro, quien ante la familia admitió que hubo una discusión "normal" en el seno de la pareja, la cual, sostuvo, no había pasado a mayores.

Sebastián dijo que su tía sabía que el hombre aparentemente tenía una segunda relación, pero lo había aceptado: "Era una decisión personal", explicó, mientras que indicó que su tía, junto al hombre que se quitó la vida, tenía proyectos como "viajes y remodelar la casa para vivir juntos". (NA)

COMENTARIOS