El camping El Durazno, ubicado al ingreso a Miramar por la Ruta 11, fue escenario de la violación en grupo de una menor.
El camping El Durazno, ubicado al ingreso a Miramar por la Ruta 11, fue escenario de la violación en grupo de una menor.
ABUSOS Y VIOLACIONES

Se repiten los ataques sexuales en “manada”

Un 40% por ciento de este tipo de delitos es cometido por grupos de hombres.

El feroz ataque sexual en un camping de Miramar, al que se sumó un episodio en la ciudad de Villa Elisa, colocó en superficie una problemática espeluznante en relación a violaciones que son perpetradas bajo la modalidad conocida como “Manada”, con varios agresores. Así, una organización civil que asiste a víctimas de abusos sostiene que actualmente en cuatro de cada diez hechos interviene más de un violador.
“Los ataques sexuales cometidos por varios agresores al mismo tiempo son más comunes de lo que se piensa, ya que representan alrededor del 40% de los hechos. Lamentablemente, viene sucediendo que el colectivo de mujeres víctimas, que perdió el miedo y sale a denunciar, no tiene acompañamiento de la Justicia, que sigue sosteniendo un esquema machista, culpabilizando a quienes sufrieron los abusos y permitiendo la impunidad”, sostuvo María Elena Leuzzi, directora de la Asociación Víctimas de Violaciones (AVIVI).
Para la experta, “lo que estamos observando es que los ataques grupales, bajo la modalidad de manada, ahora ocurren con muchísima más virulencia, sadismo, y pensamos que es una clara reacción del patriarcado a este tiempo donde las mujeres nos juntamos para denunciar, decidimos no callarnos y perder el miedo”.

Estado ausente
“Es como si los varones nos dijeran ‘sigan denunciando, que las vamos a seguir violando y matando’. La prueba es que se multiplican los abusos sexuales y los femicidios no se detienen. Es un momento realmente maravilloso, pero también muy difícil para nosotras, porque lo que estamos haciendo colectivamente es histórico, pero no tenemos el acompañamiento de las instituciones del Estado, mucho menos de la Justicia, que sigue justificando a los violadores, golpeadores y femicidas”, dijo Leuzzi.
Desde AVIVI se trabaja desde hace más de 15 años en brindar asistencia directa a víctimas de delitos contra la integridad sexual, que se comunican con la asociación para solicitar apoyo en ese momento traumático. Además de realizar el acompañamiento en relación a los cuidados de la salud, en clínicas y hospitales que tampoco están preparados para la atención de víctimas, se lleva adelante un abordaje jurídico para realizar las denuncias.
“Lo que ocurre con niñas, adolescentes y mujeres adultas es una aberración. Estamos hartas de que hagan con nuestros cuerpos y vidas lo que se les antoja. Tenemos que salir del machismo, pero también hay que decir que estamos atravesando por un momento de reacción de los varones, que no perdonan perder sus privilegios. Es por eso y no otro motivo que no se detienen las violaciones y femicidios”, cerró Leuzzi.

COMENTARIOS